¿Qué puedo hacer para mejorar el control operacional de mi industria?

Optimizar el control operacional es un objetivo que suelen plantearse las industrias, pero lamentablemente no todas logran conseguirlo. Muchas veces, gerentes, propietarios y supervisores no alcanzan esta meta porque se resisten a apoyarse en recursos tecnológicos y, en cambio, aplican metodologías obsoletas y utilizan papel y planillas para diseñar planes de acción y planificar. Sí,

Tiempo de lectura: 4 minutos
7 cosas indispensables para mejorar el control operacional

Optimizar el control operacional es un objetivo que suelen plantearse las industrias, pero lamentablemente no todas logran conseguirlo.

Muchas veces, gerentes, propietarios y supervisores no alcanzan esta meta porque se resisten a apoyarse en recursos tecnológicos y, en cambio, aplican metodologías obsoletas y utilizan papel y planillas para diseñar planes de acción y planificar.

Sí, para incrementar el control operacional es indispensable que migres diferentes tareas y procesos al plano digital, ya que esto se traduce en optimización del tiempo y reducción de fallas y pérdidas.

Específicamente, apoyarte en recursos tecnológicos te permitirá hacer estas 7 cosas indispensables para la gestión y el seguimiento de las operaciones:

7 cosas indispensables para mejorar el control operacional

1. Mejorar el mantenimiento preventivo de las máquinas

Contar con máquinas en estado operativo óptimo es indispensable para las industrias y el control operacional.

Si estos recursos técnicos presentan fallas o funcionan de forma deficiente los procesos productivos experimentarán retrasos, paros prolongados y los resultados finales no serán los esperados.

Incluso, las máquinas en mal estado contaminan el ambiente de trabajo y ponen en riesgo la integridad de sus operadores.

Tomando en cuenta todo esto, es indispensable que utilices sistemas como los checklists para optimizar su mantenimiento preventivo.

De esta forma podrás programar las revisiones técnicas y los servicios de las maquinarias para que siempre estén al día, desde el punto de vista operativo.

Además, esto te ayudará a evitar que, al deteriorarse, las maquinarias se deprecien de forma significativa y, en consecuencia, el patrimonio de tu industria disminuya.

2. Digitalizar los flujos de trabajo

Para tener control operacional sobre tu industria debes tener acceso continuo a los planes de acción y flujos de trabajo.

Solo así podrás verificar si se están cumpliendo las pautas y, también, tendrás la posibilidad de gestionar situaciones y problemas a distancia.

A través de un software de calidad podrás incorporar ordenes de tareas y flujos a una plataforma de fácil acceso, que también podrán visualizar los empleados encargados de llevar a cabo las operaciones.

La gran ventaja de esto es que, además de impulsar la productividad laboral, te permitirá estar al tanto de la operatividad de tu industria aunque te encuentres en otro lugar.

Al estar alojada en un servidor remoto, la información sobre las tareas y asignaciones no se encontrarán en un equipo informático específico y, por lo tanto, podrás acceder a ella a distancia desde un tablet o smartphone.

3. Adecuar las operaciones a los estándares de calidad

Seguir estándares y certificados de calidad como las normas ISO le brindará una gran credibilidad a tu industria y hará más eficiente los procesos.

Por suerte, esto lo podrás hacer a través de soluciones tecnológicas que incluyan herramientas para la normalización y estandarización de operaciones.

Por ejemplo, existen modelos listos de checklist que ya están adecuados a las normas ISO y de medio ambiente.

Implementar soluciones como esta, además de garantizar credibilidad ante el mercado, evita problemas legales y disminuye los riesgos de accidentes laborales.

4. Elaborar listados de procesos específicos

Las industrias son organizaciones complejas, ya que involucran diferentes procedimientos y procesos continuos.

Por ese motivo, es indispensable que los digitalices y estandarices para que hacerles seguimiento resulte mucho más sencillo.

Entre otras cosas, puedes aprovechar los recursos tecnológicos para realizar listados de tareas sobre refrigeración, pintura o cualquier otra área clave en tu sector de manufactura.

Esto hará que ninguna etapa o elemento pase desapercibido y, en consecuencia, el resultado final se vea afectado, lo que obliga a repetir tareas e, incluso, el proceso completo.

Esta clase de situaciones, además de representar pérdidas económicas, alteran y retrasan los flujos operativos y, por lo tanto, el control operacional se vuelve una tarea mucho más compleja.

Sumado a esto, también podrás elaborar listados digitales sobre control de eficacia y cumplimiento de estándares de calidad como las normas ISO.

5. Crear planes de inspecciones

Los mejores principios y filosofías de manufactura se enfocan en el mejoramiento continuo.

Para lograrlo deberás realizar inspecciones continuas, que te permitan identificar orígenes de fallas, retrasos y núcleos de otros problemas.

Sí, se trata de otra de las tareas que podrás programar y gestionar con apoyo de recursos tecnológicos, especialmente de los softwares de checklist.

Por medio de esta herramienta tendrás la posibilidad de crear planes de acción de inspecciones y, por supuesto, hacerles seguimiento.

Además, la información y datos que recebas la podrás almacenar en una plataforma centralizada y de fácil acceso, lo que te facilitará aún más futuras inspecciones o evaluaciones.

6. Padronización de procesos

Esta es una de las cosas que deben hacerse en cualquier industria que tenga varios centros productivos y, también, en las franquicias.

Es indispensable que te apoyes en herramientas tecnológicas para padronizar procesos y lograr que las diferentes unidades de producción estén en la misma sintonía y sigan parámetros y estándares idénticos.

7. Control de pérdidas

Una de las herramientas tecnológicas que debes tomar en cuenta para optimizar el control operacional son los checklist de control de pérdidas.

Además, se trata de una solución que también contribuirá con la rentabilidad y estabilidad financiera del negocio en sí.

Generalmente las pérdidas se producen a raíz de inventarios mal gestionados, proveedores sin vigilancia y material de oficina desperdiciado, entre muchas otras causas.

También suelen presentarse dificultades para determinar la cantidad de material en el inventario, lo que ocasiona compras deficientes.

Como ves, existen muchos factores que pueden generar pérdidas en las industrias y los negocios, lo que hace imprescindibles esta clase de herramientas tecnológicas.

Si el uso de papel y hojas de cálculo no te brinda suficiente control operacional, migrar a la era digital y del almacenamiento de datos es un paso que debes dar.

De lo contrario comprometerás los objetivos específicos y generales de tu industria, al igual que su posicionamiento en el mercado.

¿Te pareció interesante esta lectura sobre el control operacional? Si quieres seguir aprendiendo sobre este tema y las mejores soluciones tecnológicas y checklist para optimizar tu industria, ¡ingresa a nuestra web y contacta a un ejecutivo!

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *