¿Qué es EPP y cuál es su importancia en el ambiente laboral?

El Equipamiento de Protección Personal (EPP) es importante para prevenir accidentes laborales y, así, preservar la vida de los profesionales. Pero, ¿sabes qué elementos se consideran EPP, cómo utilizarlos correctamente y por qué son tan importantes en el ambiente empresarial? Estas y otras preguntas serán respondidas en este contenido. ¡Ven con nosotros!

Tempo de leitura: 7 minutos
¿Qué es EPP y cuál es su importancia en el ambiente laboral?

EPP significa Equipamiento de Protección Personal. Es cualquier elemento o dispositivo utilizado individualmente por el profesional para garantizar su protección. En otras palabras: evitar riesgos que atenten contra su salud, integridad y seguridad.

Entre estos equipamientos se encuentran casco, guantes, gafas y máscaras. Cada uno ofrece un tipo de protección y está dirigido a diferentes actividades. Sin embargo, todos ellos tienen como principal objetivo proteger al individuo.

Aunque el término sea conocido entre los profesionales de la seguridad laboral, aún suscita dudas entre los funcionarios y también entre las empresas. Por eso, creamos este artículo, que aborda los principales puntos relacionados con los EPPs. ¡Siga con nosotros!

¿Qué es EPP?

Como su nombre lo indica, un Equipamiento de Protección Individual es cualquier dispositivo o producto que tiene como objetivo preservar la salud del trabajador. Para uso individual, es indispensable en actividades donde existen riesgos y amenazas inminentes, como en la construcción civil.

¿Para qué sirve el Equipamiento de Protección Personal?

Sirve para brindar más seguridad al trabajador. Esto se debe a que el EPP ayuda a proteger frente a los riesgos de accidentes y enfermedades profesionales comunes a la actividad que realiza. Por tanto, es fundamental para el mantenimiento de su salud física. 

¡Descargue nuestro modelo de checklist para la prevención de accidentes!

Para las empresas, estos equipamientos también acaban brindando un ahorro de costos. Este es un punto que mucha gente desconoce.

Las organizaciones que realizan tareas insalubres y con un nivel de ruido por encima de los límites permitidos, por ejemplo, deben pagar un extra insalubre.

Sin embargo, si pone a disposición el EPP apropiado, puede quedar exenta de este pago. El ruido se neutralizará, sin causar más el daño esperado a la audición del profesional.

¿Cómo asegurar el uso correcto del EPP?

De nada sirve adquirir el equipamiento y pensar que se utilizará correctamente. Tanto el empleador como el empleado tienen responsabilidades.  

Es responsabilidad de la empresa:

  • Adquirir el EPP adecuado al riesgo de cada actividad;
  • Requerer su uso;
  • Proporcionar solo equipamiento aprobado por la institución nacional responsable de la salud y seguridad laboral;
  • Orientar y capacitar al funcionario sobre el uso, almacenamiento y conservación adecuados.;
  • Sustituir los elementos inmediatamente cuando se dañan o se pierdan;
  • Asumir la responsabilidad de la limpieza y el mantenimiento periódico;
  • Registre su suministro al trabajador, ya sea en tarjetas, libros o sistema electrónico.

El funcionario debe:

  • Usar el EPP solo para el propósito previsto;
  • Asumir la responsabilidad del cuidado y mantenimiento;
  • Notificar a la empresa de cualquier cambio que haga que el equipamiento no sea adecuado para su uso.;
  • Cumplir con los requisitos de la organización para un uso adecuado.

¿Cuáles son los EPP más comunes?

Los equipamientos que utilizan los profesionales varía según el tipo de actividad y los riesgos a los que estarán expuestos. 

Sin embargo, la NR 6 de Brasil proporcionó una lista de elementos que se ajustan a esta modalidad. Se divide según la parte del cuerpo que protege, como verás a continuación:

  • Cabeza: Cascos y capucha o pasamontañas;
  • Ojos y rostro: gafas, viseras y máscara de soldadura;
  • Audición: protectores auditivos, tapones para los oídos y silenciadores;
  • Respiratorio: mascarillas, filtros y respiradores;
  • Cuerpo: delantales y chalecos antibalas;
  • Miembros superiores: guantes, brazaletes, mangueras y crema protectora contra agentes químicos;
  • Miembros inferiores: calzado (botas y zapatillas, por ejemplo), calcetines, leggings y pantalones;
  • Todo el cuerpo: overoles y otros tipos de ropa que cubran todo el cuerpo;
  • Contra caídas: cinturón de seguridad.

¿Cómo se hace la elección del Equipamiento de Protección Personal?

Antes de comprar cualquier elemento, la empresa debe realizar un Análisis Preliminar de Riesgos (APR). Tú sabes lo que es? Se trata de un estudio preliminar y detallado de los riesgos que pueden presentarse en cada etapa de las actividades realizadas. Su intención es precisamente proponer acciones que controlen, neutralicen o mitiguen los problemas inminentes.

Con este análisis en la mano, en primer lugar hay que proponer las llamadas medidas de protección colectiva. Incluyen:

  • Organización del lugar de trabajo;
  • Instalación de sistemas de iluminación, extracción y ventilación;
  • Disposición de los elementos de señalización de seguridad;
  • Protección para escaleras;
  • Accesibilidad para discapacitados.

Desde el momento en que estas medidas no brinden una protección adecuada y completa al funcionario, se debe adoptar el uso de EPP.

Como los riesgos han sido previamente analizados, el técnico en seguridad laboral es capaz de determinar el equipamiento que, de hecho, satisface las necesidades de protección.

¿Quién debe usar EPP?

Algunos profesionales tienen más necesidades de uso que otros, como ya hemos comentado. Lo que determina si el uso suele ser o no exposición a productos tóxicos u otro tipo de riesgos

Quienes trabajan en la construcción civil, por ejemplo, deben usar de todo, desde equipamientos de caída hasta protección para la cabeza. Y aquellos que creen que esto solo es obligatorio cuando están en lo alto se equivocan. ¡Nada de eso! Cuando están en el suelo, también corren el riesgo de ser golpeados o pisar algo que les cause daño.

Los técnicos de radiología también forman parte del grupo que debe utilizar EPP. Los chalecos de plomo en particular, ya que se ocupan directamente de la radiación y durante mucho tiempo.

Otros ejemplos de profesionales donde el Equipo de Protección Personal es indispensable son:

  • Electricista;
  • Mecánico;
  • Cerrajero;
  • Soldador;
  • Carpintero;
  • Enfermero;
  • Carnicero;
  • Jardinero;
  • Operador de montacargas;
  • Trabajadores de laboratorio;

¿Cuál es la importancia de los EPP en la seguridad laboral?

En definitiva, es fundamental proteger a los profesionales de forma individual. De esta forma, se reduce cualquier tipo de amenaza o riesgo al que se encuentre expuesto a diario.

Por tanto, EPP preserva la salud e integridad del trabajador. Evitando accidentes que puedan tener consecuencias negativas.

Además, el equipamiento se utiliza para hacerlo menos susceptible a las enfermedades profesionales. Estos no solo comprometen su capacidad de trabajo, sino que pueden generar reflejos futuros incluso irreversibles.

¿Cuáles son los principales beneficios que ofrece el EPP?

El Equipamiento de Protección Personal es beneficioso tanto para los funcionarios como para las propias empresas. Cuando protege su salud, las actividades continúan realizándose. De esta manera, promueve mejoras en los procesos y la economía.

Para empresas

1. Reducción de accidentes

El uso adecuado de EPP está directamente relacionado con la reducción de accidentes laborales. El profesional está menos expuesto a riesgos. Por lo tanto, le falta menos y aún logra mantener su nivel de rendimiento.

Otro punto que merece atención es que, cuando un profesional no puede trabajar, es inevitable que se produzcan cambios en la rutina. Así, cuanto menos accidentes, más fluida se vuelve la gestión de los procesos internos. Además, el ambiente en su conjunto se vuelve más positivo. Impactando directamente en la productividad.

2. Reducción de costo

Cuando la empresa invierte en el equipamiento adecuado y es activa en términos de seguridad laboral, evita que cualquier miembro del equipo tenga que estar ausente. En consecuencia, la producción no se interrumpe, lo que permite una mayor previsibilidad de los ingresos. 

Además, evita los costos de indemnización, por ejemplo, en los casos en que la persona sufrió un accidente que podría haberse evitado.

3. Mejora la imagen de la empresa

Imagínese una organización que tiene altas tasas de accidentes y enfermedades profesionales. ¿La gente solicitaría un trabajo en ese lugar? Aquellos que se preocupan por su salud ciertamente respondieron que no.

Por otro lado, cualquier persona que se preocupe por el uso adecuado del EPP es bien considerada. Pronto, comienza a atraer la atención de nuevos talentos. Además de aumentar la retención y disminuir el absentismo.

Para el funcionario

4. Mayor calidad de vida

Quienes se ocupan directamente de los riesgos no solo sufren físicamente. Pero también de la fatiga mental, ya que está en constante tensión.

Por el contrario, los trabajadores sanos y seguros tienden a estar menos estresados ​​y cansados ​​en el ambiente laboral. Sin mencionar que pueden disfrutar de más momentos de descanso. Todo esto, en conjunto, hace que tengan un aumento en la calidad de vida.

5. Más protección en el día a día

Aunque algunos funcionarios descuidan el uso de EPP, en general, la gran mayoría comprende la importancia que tiene. Y, al usar el equipamiento, comienzan a sentirse más seguros y valorados. ¿Y a quién no le gusta eso, verdad?

¿Cómo se debe mantener el EPP?

Primero, todos y cada uno de los equipamientos de protección deben ser aprobados. Además, debe estar dentro del período de validez indicado por el Certificado de Aprobación.

Siguiendo estas dos precauciones básicas, ya es un buen comienzo para garantizar la calidad y el buen uso de los EPP. Sin embargo, estos no son los únicos factores que la empresa debe conocer, como verás a continuación:

Inspección formal

Dependiendo del aparato, es posible que se requiera una inspección formal. Debe ser promovido por un profesional legalmente calificado, ya que garantiza exención y mayor asertividad en el trámite.

La mayoría de las veces, esta actividad la realiza el propio fabricante del equipamiento. Sin embargo, esto no es una regla. Es decir, puede hacerlo otra persona, siempre que entienda el tema, de hecho.

Verificación periódica de validez

¿Recuerda que mencionamos el Certificado de Aprobación arriba? Bueno, su período de vigencia es de cinco años. Pasado este plazo, es necesario comprobar la posibilidad de renovar la certificación con el fabricante. Para evitar daños en el equipamiento.

Sin embargo, todavía existe la validez del equipamiento en sí. Es decir, puede tener especificidades que deban seguirse para ser considerado en buen estado. Por lo tanto, tenga en cuenta esta información, ya que afectará directamente la seguridad de los profesionales.

Limpieza e higiene

Algunos EPP todavía no tienen fecha de vencimiento, como los anteojos y los respiradores. Sin embargo, deben desinfectarse adecuadamente después de su uso. De lo contrario, la suciedad puede ocasionar problemas de salud al profesional.

¡Descargue nuestro modelo de checklist para limpiar el EPP!

Además, es importante prestar especial atención al tema del almacenamiento. Esto se debe a que puede provocar una acumulación aún mayor de polvo y otros tipos de suciedad. Así como la proliferación de bacterias.

Por eso, el equipamiento debe mantenerse seco, en un lugar limpio, a temperatura ambiente y debidamente ventilado.

¿Vale la pena invertir en un checklist de EPP?

La falta de control sobre los equipamientos de protección es una de las razones que conducen a su mal uso. ¿Cómo exigir algo a los funcionarios si la empresa ni siquiera conoce los artículos que posee, ni controla cuestiones como la validez y la higiene?

Es en este escenario donde el checklist de EPP aparece como un gran aliado. Con él, es posible verificar con frecuencia cada material, así como crear un plan de mantenimiento periódico para garantizar el mejor rendimiento. 

En consecuencia, ayuda a evitar accidentes que pueden comprometer toda la operación.

Otros beneficios que demuestran que vale la pena invertir en un checklist de EPP son:

  • Aumenta la eficiencia de la operación, ya que hace que el trabajo sea más eficiente y dinámico. Así, evitando pérdidas y fallas;
  • Aumenta la calidad del servicio, ya que asegura el uso adecuado de los equipamientos de protección;
  • Facilita el análisis de datos, lo que hace que la gestión del EPP sea más rígida;
  • Simplifica la verificación de los equipamientos, ya que, con la lista de verificación lista, los profesionales saben exactamente qué se debe o no verificar.

Checklist Fácil es la solución ideal para que realices un buen manejo de los EPP y, por tanto, la seguridad laboral. ¿Quieres saber por qué? Contáctenos y hable con uno de nuestros expertos.

Escribo contenido para ayudar a las empresas a lograr la estandarización de los procesos mediante la gestión de no conformidades: hacer que las empresas sean más eficientes y los empleados más felices 🙂
Luciana Silva

Posts Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *