¿Sabes qué es compliance? Descubra para qué sirve y por qué invertir en el área

El concepto de compliance está cada vez más extendido y necesario. ¿Tu empresa ya conoce las actividades en esta área? ¡Consulte nuestra publicación para comprender todo y descubrir los beneficios que pueden aportar las prácticas de compliance!

Tempo de leitura: 4 minutos
¿Sabes qué es compliance? Descubra para qué sirve y por qué invertir en el área

Quien es gerente sabe la importancia de que la empresa cumpla con las leyes, normas y reglamentos, ¿verdad? ¡Se trata de compliance!

El concepto se refiere al compromiso de las organizaciones de cumplir con la normativa, que involucra a todo el gobierno corporativo.

Por tanto, es fundamental entender qué es, para qué sirve y cuáles son los beneficios del compliance para las empresas. ¡Mira nuestra publicación para descubrirlo ahora mismo!

¿Qué es compliance y para qué sirve?

El término compliance se traduce como cumplimiento. Por tanto, se relaciona con el conjunto de acciones y conductas de la empresa para cumplir con las reglas y padrones definidos por las leyes, órganos reguladores y padrones internos o externos.

Las empresas estructuran programas de compliance o incluso un área. Así, los funcionarios involucrados pueden ser responsables de actividades como:

  • Actualización de procesos según padrones;
  • Gestión de inconvenientes;
  • Auditorías internas;
  • Mantenimiento de canales de comunicación interna para quejas;
  • Entre otras.

Según la Encuesta de Madurez de Compliance en Brasil, realizada por KPMG, en 2017, “el camino hacia el cumplimiento a menudo varía según la empresa, su historia, estructura heredada, experiencias previas, industria, actividades comerciales y objetivos futuros”.

De todos modos, según los datos de KPMG, existe un consenso de que el camino hacia el cumplimiento es una oportunidad para que las empresas agreguen requisitos de compliance e identifiquen formas de aumentar la eficiencia.

¿Cuáles son los beneficios de invertir en compliance?

Para iniciar una actuación en compliance, es necesario realizar alguna inversión. Una mirada superficial puede considerar un gasto de recursos innecesario o excesivo. Pero esta visión está directamente relacionada con la cultura de remediar en lugar de prevenir.

Al observar de cerca, el retorno de la inversión en compliance tiene un impacto significativo en la rutina y desempeño de la empresa. Destacamos algunos para que puedas comprender mejor:

Estandarización de procesos

La estandarización de procesos es esencial dentro de las prácticas de compliance. Además, es un beneficio que impacta varias acciones en la operación, generando otras ganancias.

Con procesos estandarizados, la identificación de inconveniente es más rápida, fácil y evidente. Así, existe una mayor agilidad para gestionar y actuar a tiempo en los problemas encontrados.

Otro punto importante es la mejora del control. Con la vista general del proceso, la supervisión se simplifica. Con los parámetros definidos, las desviaciones se destacan y se pueden eludir inmediatamente.

Cabe mencionar que todos los funcionarios deben saber de los procesos establecidos. Esto ciertamente contribuye a la alineación entre sectores y a la implementación de las acciones implementadas.

Una forma de hacerlo es realizar entrenamientos y talleres, manteniendo al personal siempre actualizado en relación con los procesos de compliance.

Mejora continua

La inversión en compliance también respalda la mejora continua. Esto se debe a que existen especialistas dedicados a mantener la casa organizada, en numerosos aspectos, ya sean operativos, legales, económicos o éticos.

En este sentido, la mejora no solo es continua, es necesaria. Los padrones regulatorios externos se actualizan con frecuencia y es importante que la empresa se ajuste lo antes posible.

La adaptación ágil aporta una ventaja competitiva a la empresa. Además, se refleja directamente en la experiencia del cliente, mostrándose como una empresa comprometida con el cumplimiento de la normativa de forma eficiente.

Esto también es válido para el establecimiento y la difusión de normas internas. Una vez que entran en vigor, se supervisan y están sujetos a cambios y adaptaciones. Este seguimiento lo realizan los responsables de compliance, quienes indicarán los puntos de mejora.

Gestión de riesgos

La gestión de riesgos es aún más necesaria en tiempos de coronavirus. La encuesta COVID-19: Compliance survey, realizada por KPMG con 40 Chief Compliance Officer (CCO), muestra que el 97% de las organizaciones han implementado un comité de gestión de crisis durante la pandemia, involucrando directamente la función de compliance.

Además de estos problemas, en una encuesta de más de 250 empresas brasileñas, KPMG identificó que los riesgos de compliance más relevantes son:

  • 72% laboral, seguridad social e impuestos;
  • 67% prácticas contables;
  • 64% competitividad, información privilegiada y conflicto de intereses;
  • 63% de gestión de terceros y tecnología;
  • 62% fraude, anticorrupción y lavado de dinero.

En este sentido, vemos que varios frentes de la organización se ven impactados por padrones externos o internos. Tener personas dedicadas a gestionar los riesgos evita consecuencias legales y financieras.

Por lo tanto, compliance también es una inversión en prevención. Adaptar y actualizar son las consignas en este ámbito, para que la empresa pueda cumplir con su deber institucional y, al mismo tiempo, evitar pérdidas futuras.

Eficiencia incrementada

Con la inversión en compliance, la empresa en su conjunto se beneficia. De hecho, la organización del gobierno corporativo y la difusión de la cultura crea un ambiente más seguro y confiable para los funcionarios.

El bienestar proporcionado ayuda en la productividad de los equipos, quienes también tienen más probabilidades de participar y comprometerse con los objetivos de la organización.

Además, como las acciones de compliance deben acelerarse, la agilidad en la implementación de cambios es esencial. Así, con los procesos organizados y los cambios realizados, el aumento de la eficiencia es visible.

Dado que las actualizaciones de la regulación son frecuentes, la adaptación debe ser inmediata. Y para que eso suceda, el equipo debe estar preparado para actuar de manera rápida y eficiente.

Transparencia

Por último, pero no menos importante, la transparencia es uno de los beneficios que aporta a las empresas la estructuración de compliance. Con un enfoque en el fraude, la lucha contra la corrupción y el lavado de dinero, la transferencia de información confiable y análisis preciso es frecuente.

Ciertamente, se consideran otros factores a través de políticas formalizadas, con el fin de mantener padrones de conducta ética. De hecho, proporcionar un canal de denuncias con profesionales capaces de registrarse y dar el avance necesario, alimenta la cultura de compliance y aporta un sentido de responsabilidad a cada funcionario.

Así, al momento de crear o actualizar un código de conducta, todos los funcionarios deben participar de un entrenamiento o taller para comprender las reglas pactadas en los más variados frentes en los que opera el cumplimiento.

Entonces, ¿aprendiste un poco más sobre compliance en las empresas? Si estás pensando en iniciar acciones en esta área, el software Checklist Fácil puede ayudarte con auditorías e inspecciones de procesos, capacitación para funcionarios, recopilación de datos y mucho más. ¡Programe una demostración ahora mismo!

Escribo contenido para ayudar a las empresas a lograr la estandarización de los procesos mediante la gestión de no conformidades: hacer que las empresas sean más eficientes y los empleados más felices 🙂
Luciana Silva

Posts Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *