8 tipos de existencias que debes conocer

Las existencias están presentes en empresas de los más variados segmentos. ¿Pero conoces los principales tipos de existencias? Continúe leyendo y vea los detalles sobre los 8 tipos más comunes. Y más: consulte consejos prácticos para gestionarlos.

Tempo de leitura: 5 minutos
8 tipos de existencias que debes conocer

¿Conoces los tipos de existencias? Cualquiera que sea emprendedor debe comprender cada uno y elegir cuidadosamente lo que adoptará. Esto influye directamente en la disponibilidad de bienes. Y, en consecuencia, en la satisfacción de tus clientes.

Pero, ¿qué son las existencias? Son las materias primas o incluso el producto final lo que está en posesión de la empresa. Su gestión es fundamental, ya que ayuda en la organización y optimización del negocio en su conjunto. Ya que evita elementos faltantes o sobrantes.

Por lo tanto, si eres propietario de un negocio o gerente de una gran industria, este contenido se creó pensando en ti. Mostraremos detalles sobre los principales tipos de existencias para facilitar la elección. ¡Vamos! 

8 tipos de existencias que puedes usar

Los siguientes son los tipos de existencias más comunes que se pueden utilizar en tu negocio:

1. Existencia de protección

Es más conocido en las empresas. Su principal objetivo es proteger las operaciones en caso de alta o baja demanda y ante incertidumbres en la oferta. 

Imagine, por ejemplo, una tienda que vende varios productos. Ciertamente, los responsables de logística conocen las ventas estimadas de cada uno. Eso es porque tienen el conocimiento de lo que se vende cada vez menos, en la práctica.

En este contexto, un artículo que tenga más producción debería tener una existencia mayor. En cambio, el que menos vende, no necesita tener una gran cantidad.

De esta forma, la existencia de protección evita que el establecimiento se quede sin mercadería y no pueda atender adecuadamente a sus clientes. De lo contrario, tiene que dejar los productos retenidos durante mucho tiempo.

Es especialmente útil para sortear situaciones desfavorables, como:

  • Precio alto;
  • Huelgas;
  • Aumento repentino de la demanda del mercado.

De esta forma, evitando que no haya existencia suficiente para servir a todos.

2. Existencia de ciclo

Este tipo de existencia es ideal para empresas que tienen una alta rotación interna de productos. Y que, por eso, necesitan planificar el ciclo de producción para cubrir sus demandas.

Se ve con frecuencia en las industrias. Pensemos en un ejemplo práctico para que puedas entenderlo mejor. Imagínate una empresa de automóviles que fabrica autobuses. 

Está dividido en varios sectores. Contando, por ejemplo, con responsables de la parte mecánica y otros para la fabricación de asientos para pasajeros.

Cada uno de los equipos es responsable de fabricar y almacenar una parte específica de los autobuses. En consecuencia, esta existencia sigue un ciclo dentro de la propia fábrica. Hasta que, finalmente, se finaliza el producto final.

Si la gestión de existencias es ineficaz y falta una de estas partes, toda la producción se verá afectada.

3. Existencia de anticipación

Este es el tipo de existencia en el que la empresa prevé una gran demanda. También conocido como estacional, es muy útil en temporadas previas a las vacaciones, como:

  • Navidad;
  • Pascua;
  • Día de la Madre;
  • Día de los Enamorados;
  • Carnaval;
  • Black Friday.

Una juguetería, por ejemplo, vende más en los períodos cercanos a Navidad y el Día del Niño. Por tanto, debes anticipar la compra de determinados productos para que no falte nada en las existencias.

4. Existencia de canal

Es uno de los tipos de existencias considerados intermedios. Esto se debe a que se refiere a productos que se encuentran en la ruta entre el fabricante y el distribuidor. Por esta razón, también se conoce como existencia en tránsito. 

Mucha gente no lo sabe, pero el período en el que se transporta la mercancía también es una operación que forma parte de la gestión de existencias. Hasta que llegan a su destino, siguen siendo responsabilidad de la empresa.

Una herramienta que ayuda en este control es el checklist en línea. Esto se debe a que permite la creación de rutas y el monitoreo de la localización en tiempo real. Incluso facilitando la determinación de tiempos de entrega más precisos.

5. Dropshipping

Dropshipping es un modelo minorista que también se considera un tipo de existencia. En él, el consumidor realiza la compra en una tienda virtual, que reenvía el pedido al proveedor. Este, a su vez, envía el producto en nombre de la tienda.

Surgió en medio de la consolidación del comercio electrónico. En el que era necesario revisar la gestión logística para satisfacer la demanda de los consumidores.

Aquí, es importante contar con buenos socios comerciales. Y, sobre todo, que los procesos estén bien alineados. De lo contrario, el cliente puede quedarse sin su producto o bien recibir algo diferente a lo solicitado.

6. Existencia inactiva

Consiste en bienes que no tuvieron un buen desempeño en ventas. Y por lo tanto, se han vuelto obsoletos.

Debido a que es dinero el que está estancado, la empresa debería buscar alguna alternativa. Cómo realizar promociones y rebajas combinadas con otros productos más populares. O bien, negocie con el proveedor para cambiarlo por otros artículos.

7. Existencia consignada

De todos los tipos de existencia, este es el único que mantienen terceros. En este caso, la custodia del producto se transfiere a su empresa. Sin embargo, la propiedad sigue siendo del proveedor.

Este modelo es ventajoso para quienes están comenzando el negocio y quieren comprender el comportamiento del consumidor. Asume que es posible devolver productos que no se han vendido.  

8. Existencia máxima

La existencia máxima actúa sobre la perspectiva de tener el máximo de productos disponibles en existencia en un período de tiempo predeterminado. 

Al comprar una gran cantidad de artículos a la vez, las empresas pueden negociar mejores precios para cada producto. Además de obtener facilidades de pago, lo que favorece el ahorro de recursos.

La importancia de conocer los diferentes tipos de existencias

Cuando hay escasez de productos, tu cliente termina buscando otra empresa que también los venda. Por otro lado, el exceso de existencias puede generar pérdidas. Dado que los productos pueden volverse obsoletos, aumenta el capital permanente.

Por tanto, es fundamental elegir el tipo de existencia que mejor se adapta al momento de tu negocio. No tiene sentido elegir el stock máximo para pagar la unidad más barata si la demanda está cayendo, ¿estás de acuerdo?

Asimismo, no habría motivo para elegir la existencia de protección, sabiendo que habrá un aumento de ventas debido a las festividades.  

Corresponde al gerente de existencias comprender los contextos de necesidad para cada tipo de almacenamiento y saber qué medidas implementar para cada situación. De esta forma, los resultados pueden ser mucho más satisfactorios.

Consejos sobre cómo realizar la gestión de existencias

Además de conocer los diferentes tipos de inventario, es importante identificar otras formas de realizar una buena gestión. Los siguientes son algunos consejos que pueden resultar útiles:

  • Haga una contabilidad de existencias eficiente;
  • Trabaja con software específico para la gestión y automatización de existencias;
  • Defina un período para realizar la verificación de existencias;
  • Defina un período para realizar la verificación de existencias;
  • Tenga un impecable control de entrada y salida de productos de las existencias;
  • Observe el historial de movimiento de productos de tu empresa;
  • Prepárate para tiempos de mayor demanda;
  • Mantenga un control adecuado de los productos perecederos de tu empresa;
  • Determina las personas responsables de cada etapa de control y sus respectivas responsabilidades;
  • Sepa negociar con proveedores;
  • Si es necesario, realice la quema de existencias para equilibrar el almacén;
  • Capacita a los funcionarios para las mejores prácticas de control de almacenes;
  • Estudia los tipos de control de existencias que se pueden realizar. Elija el que mejor se adapte a tus necesidades en este momento;
  • Defina un margen de pérdida y daño;

Y más…

  • Controla los costos de almacenamiento y vea cómo optimizar estos problemas;
  • Tenga cuidado con el proceso de picking, para no dañar los artículos;
  • Crea padrones y reglas para las operaciones que se realizan dentro del almacén;
  • Sea estricto en el control de existencias;
  • Defina diagramas de flujo de entrada y salida;
  • Monitorea de los niveles de existencias y la frecuencia de las ventas para definir las mejores fechas para la compra de artículos;
  • Organiza layout de existencias, para facilitar el acceso a los productos;
  • Defina el volumen mínimo y máximo que debe tener para cada tipo de artículo;
  • Prepara informes de gestión de existencias;
  • Implementa una política de mejora continua en tu negocio.

Siguiendo estos consejos, es posible tener una mejora considerable en la gestión de tus existencias. De esta forma, minimizando las fallas que puedan ocurrir. Además de hacer que los procesos sean más eficientes con el tiempo.


Ahora que sabes más sobre los tipos de existencias, ¿qué tal implementar una solución para mejorar la administración en tu negocio? ¡Solicita una demostración y conoce todos los detalles de la plataforma Checklist Fácil!

Escribo contenido para ayudar a las empresas a lograr la estandarización de los procesos mediante la gestión de no conformidades: hacer que las empresas sean más eficientes y los empleados más felices 🙂
Luciana Silva

Posts Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *