¿Cuál es la diferencia entre transporte y logística? Vea 7 pasos para optimizar la gestión de estas actividades

El transporte y la logística son temas que están en la agenda del mundo moderno y globalizado. ¡Entienda porque estas áreas son tan importantes, sus pilares principales y cómo actuar de manera eficiente en 7 pasos básicos después de esta lectura!

Tempo de leitura: 11 minutos
El transporte y la logística un tema del mundo moderno y globalizado

Las áreas de transporte y logística están cada vez más demandadas en estos días. Esto se debe a que las compras en línea han aumentado considerablemente, lo que ha hecho que las grandes cadenas retailers también se conviertan en mercados que ofrecen una amplia combinación de productos a los consumidores, desde electrodomésticos hasta alimentos.

Esta demanda ha incrementado aún más las responsabilidades y demandas de estos sectores, que necesitan buscar soluciones para tener una gestión más eficiente en el día a día.

¿Quieres saber todo sobre transporte y logística? ¡Sigue la lectura que vamos a contarte!

Comprenda qué es el transporte y la logística y cuáles son sus principales características

Para entender toda la complejidad del transporte y la logística, primero es necesario comprender que estas palabras tienen diferentes significados, que pueden usarse en diferentes contextos.

En este contenido nos referiremos a los siguientes significados:

  • Transporte: Sustantivo masculino que identifica automóviles y principalmente, la acción de transportar. Siendo “transportar” el verbo que se refiere a llevar algo o alguien de un lugar a otro;
  • Logística: Planificación y organización de mecanismos y recursos para posibilitar una actividad o evento.

Así, el transporte se entiende como la parte del proceso que se encarga de trasladar productos y personas. Es decir, el entorno físico que realiza el desplazamiento de estas entidades desde una ubicación inicial hasta su destino.

La logística se encarga de organizar y gestionar este proceso para que suceda de la mejor forma posible.

¿Transporte y Logística se complementan?

En el entorno empresarial, el transporte es la forma en que las industrias, los agronegocios y las empresas entregan sus productos a los compradores.

En este entorno, la logística es la parte estratégica que gestiona desde la compra y suministro de materias primas para la industria, siguiendo la fabricación con el gerente de producción industrial, para ayudar a satisfacer la demanda.

Y aún más: los responsables de la logística organizan la salida de los productos de la industria, definiendo el modo de transporte ideal para cada producto vs fecha límite, rastreando los artículos hasta su entrega a revendedores (mayoristas o minoristas) o al consumidor.

En la industria, la logística también es quien organiza cómo se debe realizar el almacenamiento de materias primas (cadena de suministro), tanto en su stock antes de la fabricación del producto final, como en la mercancía ya lista para su distribución.

En las estaciones de consolidación o distribución, otros profesionales de la logística actuarán controlando el movimiento dentro de su espacio, y determinando “cómo”, “cuándo” y “por qué” se enviará la mercancía para reventa o al consumidor.

Para que todo el proceso se lleve a cabo de manera eficiente, es necesaria una perfecta armonía entre los componentes de transporte y logística.

Después de todo, no hay logística si no hay formas de transportar la mercancía, ya sea para la industria o desde ella al mercado.

Es esta unión de elementos y procedimientos que se complementan entre sí lo que garantizará el éxito de una organización. Es la perfecta cadena de acciones que hará que la mercancía comprada llegue a su comprador de forma segura, a un precio justo y dentro del plazo acordado.

Principales características del transporte y la logística

La principal característica del transporte es utilizar vehículos pesados ​​para mover grandes volúmenes de mercancías a la vez desde el punto de partida hasta la industria o la estación de distribución, por ejemplo.

Como característica del transporte, también podemos mencionar la participación de equipos operativos, quienes trasladarán los productos y se encargarán de cargarlos, descargarlos y entregarlos a su destino.

El área de logística se caracteriza por contar con profesionales con mayor calificación y especialización, la mayoría de las veces con educación superior en cursos como Logística, Administración y Comercio Exterior.

Y tenemos más: en logística, existe una mayor demanda por el uso de tecnologías modernas como software de control y gestión, además de sistemas de checklist para monitorear todos los procesos.

Principales diferencias entre transporte y logística

Como hemos visto, cada área es responsable de una parte del proceso de que los bienes lleguen a sus compradores, ya sea el comercio, la industria o el consumidor. Sin embargo, son áreas que se complementan, por lo que una no existe sin la otra.

Es como si la parte logística fuera responsable del backstage de la operación, mientras que el transporte es la parte que podemos ver que está sucediendo. Sin embargo, para una mayor comprensión, podemos determinar de que es responsable cada uno.

Como ejemplo, vea las etapas de la logística en una industria:

  1. Compra de suministros;
  2. Coordinar la entrega de materias primas;
  3. Gestionar el inventario y uso de estos materiales;
  4. Supervisar la entrega de la producción y su embalaje;
  5. Planifique la transferencia de este producto final a su distribuidor (teniendo en cuenta los costes, la calidad, el tiempo de entrega);
  6. Rastree ese producto hasta su destino.

Las etapas del transporte en una misma industria son:

  1. Llevar la materia prima del proveedor a la planta de fabricación;
  2. Cargar los productos terminados en el camión;
  3. Verificar las cargas (tipo, cantidad, fecha de vencimiento, estado de empaque, etc.);
  4. Realizar el itinerario de entrega (definiendo mejores rutas, considerando el tiempo frente a la distancia frente a la calidad, a través de tecnologías patentadas o aplicaciones específicas)
  5. Realizar control de velocidad y estado de carga (el conductor debe vigilar las condiciones de los productos durante el viaje, especialmente en el caso de los perecederos, que tienen requisitos de temperatura ideales para no deteriorarse);
  6. Entregar la mercancía en el mismo estado en que fue cargada (en este caso, un inspector de prevención de pérdidas juega un papel fundamental en la inspección de los bultos);
  7. Descarga dentro del tiempo estipulado, en el destino final contratado.

Logística dentro del transportista

Dentro de la transportadora, también se necesitarán profesionales de la logística para realizar el enrutamiento de los trabajos de transporte.

Aquí, el profesional de logística monitorea la carga, a través de sistemas que rastrean los vehículos de transporte, monitoreando su movimiento a lo largo de la ruta definida.

Debe saber exactamente dónde está el vehículo y cuál es el tiempo de entrega viable, si todo va a la perfección.

Tan pronto como la mercancía llegue a su destino, deberá ser informada a través de este sistema y obtener la aceptación del responsable de recepción.

Logística en centros de distribución

Si el destino de su mercancía es un centro de distribución de una red minorista, por ejemplo, el profesional de logística será el responsable de recibir la mercadería de la industria y definir las cantidades de envío para cada tienda.

También es el quien decide que tipo de vehículo se utilizará para transportar el producto hasta el punto de venta, considerando las reglas de horários y tamaños de vehículos permitidos en cada ciudad y barrio.

En el caso de un centro de distribución para empresas de logística de e-commerce, este profesional debe organizar el horário de trabajo de los repartidores, de acuerdo con las rutas vs. las áreas de cobertura de cada uno.

En esta gestión, es necesario predecir el día y la hora de la entrega, para que el comprador reciba una previsión anticipada de cuándo tendrá su producto en la mano.

¿Cuáles son los pilares del transporte?

Los principales pilares del área de transporte son los modos de carga. Son estratégicos para las organizaciones y deben ser definidos por la logística en base a un estudio que tenga en cuenta varios factores. Entre ellos:

  • Tipo de producto a transportar (volumen y cantidad);
  • Plazo de entrega;
  • Distancia que debe cubrirse;
  • Presupuesto factible;
  • Calidad esperada;
  • Envío rentable.

Los modos de carga que existen actualmente en el mercado son: carretera, vía fluvial, vía aérea, oleoducto y ferrocarril. Algunas distancias requieren transporte multimodal, lo que significa utilizar más de un medio para llevar la mercadería a su destino.

Ahora comprenda cómo funciona cada tipo de modal:

Los modos de carga que existen actualmente en el mercado son: carretera, vía fluvial, vía aérea, oleoducto y ferrocarril. Algunas distancias requieren transporte multimodal, lo que significa utilizar más de un medio para llevar la mercadería a su destino.

Ahora comprenda cómo funciona cada tipo de modal:

Transporte por carretera

El transporte por carretera es ideal tanto para distancias pequeñas como largas, el mayor tiempo posible por tierra.

En el caso de estudiar su uso en largas distancias, se debe tener en cuenta el costo, tipo de camión y tipo de mercancía a transportar.

Es una forma de transporte que se adapta a los más variados productos, desde automóviles, combustibles, electrónica, alimentos, productos de la industria farmacéutica y cosmética, juguetes, entre otros.

Debido a esta característica, es el más utilizado en Brasil.

Según el Instituto de Logística y Cadena de Suministro – ILOS, el transporte representa más de la mitad de los gastos de las empresas con logística.

En IL LATAM, Transporte de carga por carretera en Brasil – La perspectiva de los contratistas de transporte -, los principales indicadores de desempeño del transporte por carretera que se tienen en cuenta son:

  • Condiciones del vehículo;
  • Cumplimiento del cronograma de envío;
  • Cumplimiento del tiempo de entrega;
  • Quejas de clientes;
  • Averías y contaminación (pérdidas y daños);
  • Robos y extravíos;
  • Accidentes

Transporte ferroviario

En Brasil por ejemplo, el transporte ferroviario se utiliza generalmente para mover grandes volúmenes de mercancías, como productos agrícolas a granel, a los puertos destinados a la exportación.

Además de combustibles, desde refinerías hasta ciudades de destino, y productos industrializados, desde industrias hasta estaciones de distribución.

El país terminó no prestando atención a su red ferroviaria por no verla como una buena opción para el manejo de carga, impulsando el transporte por carretera.

Una decisión cuestionable, dado que muchos países desarrollados tienen los ferrocarriles como su mejor opción de transporte, liberando carreteras y reduciendo los accidentes de tránsito.

Transporte aéreo

El transporte aéreo se realiza mediante aviones de diferentes tamaños, algunos destinados únicamente a carga. Este tipo de transporte asegura agilidad en la entrega y mucha seguridad, ya que los accidentes aéreos son menos comunes que los que involucran camiones, como accidentes y robos de carga.

Para elegir este tipo de modal, la logística debe tener en cuenta el peso del producto, su volumen y el tiempo de entrega.

Un ejemplo reciente de la necesidad de un uso a gran escala del transporte aéreo en todo el mundo fue la distribución de vacunas para Covid-19. Se necesitaba la máxima agilidad para la entrega en varios puntos, con el objetivo de una rápida aplicación y reducción de los casos de la enfermedad, para un mayor control sanitario global.

Transporte acuático

También conocido como transporte de vía fluvial, el transporte acuático es ideal para productos con grandes volúmenes, cantidades o peso y / o que necesitan cruzar distancias continentales a un costo menor.

Ejemplos de esta mercancía son productos de la industria automotriz destinados a la exportación e importación, petróleo, insumos para la fabricación de electrónica, ropa de gran volumen, gadgets, etc.

Algunas partes también dependen del transporte acuático como única opción para acceder a ellas, como las comunidades a lo largo del río Amazonas, por ejemplo, que dependen de transbordadores e incluso canoas.

Transporte por tubería

El transporte por tuberías, como su nombre lo indica, se realiza a través de tuberías o tubos instalados para mover productos en distancias pequeñas o grandes.

Generalmente se utiliza para el traslado de cargas peligrosas o tóxicas, como gas natural, petróleo, sustancias químicas e inflamables.

Así, su uso está indicado para desplazar productos que puedan causar impactos ambientales, explosiones e incendios, o intoxicar a la población.

Un ejemplo de este uso del transporte es la distribución de gas natural en todo Brasil. Los gasoductos, como se denominan, llevan el producto a gasolineras e industrias repartidas por todo el país.

Y los pilares de la logística, ¿Qué son?

El pilar del área de logística se basa en la gestión de procesos. Después de todo, controlar el movimiento de suministros, de un extremo a otro, no es una tarea fácil.

Como hemos visto, involucra una serie de factores hasta que la mercancía llega a su consumidor. Y el mayor apoyo en este sector es la tecnología. Tener sistemas de gestión y checklist ayuda a tener un mayor control sobre toda la operación y a tomar decisiones asertivas, basadas en datos, historial e indicadores.

Importancia de la gestión unificada del transporte y la logística en la industria

Al tratarse de dos áreas que se complementan, una gestión unificada de transporte y logística es determinante para el éxito de ambos sectores. Con el mismo, es posible organizar las demandas y cumplir con los plazos de entrega con excelencia, evitando fallos y pérdidas en el camino.

Con sistemas de checklist, es posible verificar los pedidos, reducir el olvido y los intercambios de productos a cero, así como maximizar la satisfacción del cliente, ya sean empresas o consumidores.

La necesidad de una gestión unificada se vuelve aún más evidente cuando las organizaciones subcontratan el transporte.

Si por un lado, la subcontratación supone reducir costes con el mantenimiento de la flota, impuestos vehiculares y otros gastos operativos, por otro lado, la organización queda a merced de la profesionalidad y compromiso de la empresa de instalaciones contratada.

En este momento, la investigación de proveedores, la evaluación comparativa y las políticas son fundamentales para lograr la eficiencia.

Ahora bien, si la industria opta por tener su propia flota, puede tener un mayor control del proceso en su totalidad, garantizando también una relación directa con el cliente. Esta es normalmente la selección de las grandes industrias alimentaria y automovilística, pero no es factible para empresas medianas y pequeñas.

En este momento, la investigación de proveedores, el benchmarking y las pruebas son esenciales para lograr la eficiencia.

7 pasos para una buena gestión del transporte y la logística

Mientras que la gestión del transporte debe preocuparse por el mantenimiento de los vehículos y los profesionales para moverlos de forma segura y rápida, la gestión logística debe gestionar de forma eficiente los suministros y las demandas.

De esa forma, gestionar el transporte y la logística de forma eficiente implica encontrar la mejor relación costo-beneficio para cada carga, de forma que todo el proceso fluya sin problemas desde los canales de adquisición de suministros hasta el destino final.

Para ayudarlo a superar este desafío, hemos enumerado algunos valiosos consejos que pueden ayudar en el día a día de estos sectores.

Paso 1 – La planificación es la palabra clave

Piense bien: no hay forma de trabajar la logística y la gestión del transporte sin planificación. Por tanto, es mediante la elaboración de un documento detallado con previsiones de demanda que será posible organizar las entregas, la disponibilidad de vehículos y evitar la escasez de productos.

Con planificación, es posible estar preparado para la estacionalidad y fechas conmemorativas, que generan mayor demanda, por ejemplo. 

Paso 2 – Supervise los costos de cerca 

Un ojo en el sistema y otro en la calculadora. Este debe ser el día a día de quienes trabajan en la zona para lograr más éxito.

Dado que el flete es uno de los mayores gastos de una industria, el profesional de la logística debe monitorear de cerca las listas de precios de los transportistas, creando estimaciones de costos, mientras sigue las fluctuaciones del mercado.

Tener un sistema de checklist que le permite comparar historiales y extraer informes rápidamente es una “mano en el volante” para aumentar la previsibilidad del gasto.

Paso 3 – Fidelización de proveedores de confianza

Dado que todo comienza con la compra de materia prima a los proveedores, es imposible lograr la calidad con insumos a medias. Por lo tanto, la selección de socios confiables es esencial para recibir suministros de calidad a tiempo que la industria necesita.

Por lo tanto, investigue, visite las instalaciones y, si es posible, hable con otros clientes para averiguar mejor con quién está haciendo negocios. Después de todo, necesita la mejor relación costo-beneficio para ofrecer calidad y precio justo a su cliente.

Otro buen consejo es trabajar con empresas y agronegocios que cuenten con certificados de calidad y sustentabilidad, además de ser reconocidos en sus mercados.

Cuando te encuentres con estas situaciones, intenta hacer contratos de fidelidad, para que ambas partes ganen.

Y más: evite las pruebas cuando exista demasiado riesgo. Las pruebas deben realizarse en cantidades más pequeñas y manteniendo todos los procesos bajo control.

Paso 4 – La estandarización de procesos es seguridad de principio a fin

Cuando tiene reglas claras y procesos bien definidos, es más fácil gestionar cualquier situación.

En una operación de transporte y logística, la estandarización evita retrabajos y asegura una mayor eficiencia, incluso cuando es necesario cambiar los profesionales responsables de cada actividad.

Sus principales ventajas son la reducción de desperdicios y costos, ganancias en agilidad y productividad, mayor visión de conjunto, medición de acciones con recolección de datos, implementando la mejora continua para lograr una mayor calidad y diferenciarse de la competencia.

Paso 5 – La comunicación siempre en la agenda

Para que la logística y el transporte den lo mejor de sí mismos, el intercambio de información con otros sectores de la industria es fundamental. Eso es porque la comunicación integrada ayuda a entregar más rápido dentro de la planta de fabricación y con el cliente.

¡Claridad, agilidad y transparencia marcan la diferencia en el día a día de estos profesionales!

Paso 6 – La satisfacción del cliente como objetivo

Tanto en el transporte como en la logística, el foco de todas las acciones debe ser la satisfacción del cliente.

Este objetivo debe orientar todo, desde la elección de proveedores de insumos e insumos, la estandarización de procesos y el control de la eficiencia de la producción, hasta el mantenimiento de existencias en niveles perfectos y la conservación de bienes a temperatura y humedad ideales.

Además, la competencia y la necesidad de ofrecer experiencias memorables también implica un transporte seguro y precisión en la fecha y hora de entrega. 

Paso 7 – Busque apoyo en tecnología

La tecnología es el mayor aliado en la mayoría de los sectores productivos. En transporte y logística, los sistemas de gestión y el checklist en línea ayudan a eliminar el error humano, aumentando la productividad y la seguridad en las operaciones.

Pueden agilizar los procesos con información, datos e indicadores precisos, que ayudan a reducir costos y mejorar la toma de decisiones.

Con un sistema como el checklist Fácil, es posible controlar el mantenimiento de la flota, las inspecciones de seguridad y el control de carga y descarga con verificaciones periódicas.

Y aún más: realizar la planificación con modelos de planes de acción, programar la aplicación de checklists y resolver las desconformidades, además de monitorear todas estas actividades con el análisis de informes, implementando mejoras específicas con foco en la eficiencia operativa.

Haz como nuestros clientes DHL, Solística, Unipetro y TransLovato: cuenta con el Checklist Fácil y organiza tus rutinas de forma rápida y segura. ¡Solicite una demostración gratuita ahora mismo!

Escribo contenido para ayudar a las empresas a lograr la estandarización de los procesos mediante la gestión de no conformidades: hacer que las empresas sean más eficientes y los empleados más felices 🙂
Luciana Silva

Posts Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *