¿Qué es ESG y por qué es una tendencia empresarial?

Si quiere seguir siendo competitivo en el mercado necesita saber qué es ESG y, sobre todo, conocer sus acciones. En este contenido, sabrá todo sobre el tema y verá sugerencias para adaptarse de inmediato. ¡Ven a ver!

Tempo de leitura: 7 minutos
ESG es una tendencia empresarial

El término ESG ha ido ganando más espacio en el mundo empresarial. Esto se debe a que los inversores y los consumidores valoran las empresas comprometidas con cuestiones medioambientales, sociales y de gobernanza. Es decir, que no solo buscan lucro, sobre todo.

No podemos negar que el comportamiento de las personas ha cambiado, al igual que sus demandas. Por lo tanto, las organizaciones que, de alguna manera, contribuyen al futuro del planeta y de la humanidad tienden a crecer y destacarse en el mercado.

Pero, ¿qué es ESG, para qué sirve y por qué es fundamental seguir esta tendencia? ¡Lee este contenido hasta el final y lo descubrirás! ¡Vamos a descubrirlo!

¿Qué es ESG?

ESG significa Environmental, Social e Governance, que podemos traducir como “ambiental, social y gobernabilidad”.

Básicamente, este concepto se creó para evaluar si, de hecho, su empresa está preocupada por reducir los impactos ambientales. Así como en la construcción de un mundo más justo y aplicando las mejores prácticas en términos administrativos.

El acrónimo se usa ampliamente para abordar inversiones que tienen en cuenta criterios de sustentabilidad, y no sólo índices financieros.

ESG ha ido ganando protagonismo especialmente debido al contexto en el que vivimos. En este caso, la sociedad busca cada vez más organizaciones que se preocupen por el medio ambiente y las personas, ya sean empleados o la sociedad en general. Y más: que realicen una gestión transparente y responsable en medio de todo esto.

Debido a esto, la investigación muestra que las empresas que se adhieren al concepto de ESG son más estables y pueden ser más rentables a largo plazo. Sobre todo porque las inversiones también se están dirigiendo a esto.

Para que se haga una idea, un estudio de Cone Communications con millennials, generación que suele ser la más voluminosa del mercado laboral en esta década, mostró lo siguiente:

  • El 64% considera compromisos sociales y ambientales a la hora de decidir dónde trabajar;
  • 64% rechaza trabajos en empresas que no tienen valores de responsabilidad social en su cultura;
  • El 83% afirma ser leal a las empresas que contribuyen a los problemas sociales y ambientales.

En otras palabras: además de atraer más inversiones y fidelizar a los clientes, siguiendo los criterios ESG, la empresa empieza a atraer y retener sus talentos.

¿Cuáles son los criterios ESG?

Los criterios no son más que los factores que intervienen en cada una de las letras que componen la ESG. Obtenga más información sobre ellos a continuación:

Letra E – environmental (ambiental)

La letra E se refiere a prácticas destinadas a la conservación del medio ambiente. Esto significa preocuparse por reducir los impactos ambientales, prestando atención a temas como:

  • Calentamiento global;
  • Emisiones de dióxido de carbono (CO2);
  • Contaminación del agua y del aire;
  • Desflorestación;
  • Biodiversidad;
  • Descarte de basura;
  • Uso de recursos naturales;
  • Eficiencia energética.

Letra S – social

Esta carta trata sobre la forma en que las empresas se relacionan con las personas que forman parte de su universo. Por tanto, engloba acciones como:

  • Respeto por los derechos humanos y las leyes laborales;
  • Satisfacción de los clientes;
  • Acciones de seguridad laboral;
  • Protección de datos y privacidad;
  • Diversidad de equipos;
  • Contribución a la comunidad circundante.

Letra G – governance (gobernabilidad)

Por último, tenemos la letra G, que representa la gestión de la empresa, que debe estar directamente vinculada a los otros puntos anteriores. Por tanto, implica la adopción de buenas prácticas de gobierno corporativo, tales como:

  • Junta diversa e independiente;
  • Comité de Auditoría;
  • Transparencia en la rendición de cuentas;
  • Ética y lucha contra la corrupción;
  • Responsabilidad fiscal;
  • Política de transparencia de los líderes.

Juntando todos los factores anteriores, podemos decir que ESG se ha convertido en un referente para identificar empresas sustentables que adoptan medidas éticas y cohesionadas a favor de la sociedad.

¿Dónde y cuándo surgió ESG?

En la práctica, ESG es una idea antigua, considerando que era común no invertir en empresas que no respetaban los valores éticos y morales en la década de 1950. Un ejemplo famoso fue el boicot generalizado de organizaciones que apoyaban el régimen de apertheid (segregación racial). En Sudáfrica.

A partir de entonces, comenzaron a surgir importantes iniciativas, como la del Índice Dow Jones de Sustentabilidad – el primer índice global de empresas que adoptan estas prácticas, y el Principios para invertir de manera responsable, creado por la ONU.

Sin embargo, no fue hasta 2005 que los ESG comenzaron a tomar forma. Eso es porque fue mencionado en el informe. Who Cares Wins – una iniciativa de 20 instituciones financieras y 9 países, liderada por la ONU.

El documento reunió recomendaciones y pautas para incluir temas ambientales, sociales y de gobernanza en la gestión de activos, como una forma de agregar valor a las inversiones.

Aunque el término se ha utilizado desde entonces, actualmente solo vemos que los ESG se mueven más rápido. Por ello, señalar que se trata de una vía de sentido único para empresas de todo el mundo.

Para que tenga una idea, la expectativa es que para el 2025, 57% de los activos de fondos mutuos en Europa son ESG (Pacto Global red Brasil – Portugués). Eso es alrededor de $ 7,6 billones de euros. ¡Es mucha cosa!

Después de todo, ¿para qué sirve ESG?

El objetivo principal de la ESG es servir como parámetro para el análisis de las empresas, basado precisamente en los factores ambientales, sociales y de gobernanza que ya hemos mencionado.

Con él, es posible evaluar si la organización adopta prácticas orientadas al crecimiento sustentable. Es decir: si, incluso en medio de su búsqueda de rentabilidad, contribuye a un mundo mejor.

Por lo tanto, no es de extrañar que el término haya surgido en medio del mercado financiero, cuyos inversores buscan dirigir su capital a empresas más responsables y comprometidas con la sociedad y la naturaleza.

Por este motivo, hoy en día, ESG se considera una referencia importante a la hora de invertir. Y cuando hablamos de ello, también nos referimos a los consumidores, que siguen siendo inversores de su marca.

¿Qué importancia tiene ESG?

Una vez comprendido el concepto de ESG, puede que se pregunte: ¿es tan importante para mi empresa seguir esta tendencia? Nuestra respuesta a esta pregunta será breve y directa: más que importante, ¡Es indispensable!

Esto se debe a que muchas personas están considerando estos valores al decidir a qué empresa comprar y a cuál apoyar. Esto es cierto tanto para los consumidores como para los inversores, que están revisando sus conceptos y prefieren apoyar a aquellas empresas que demuestran una mayor responsabilidad.

Después de todo, no quieren manchar su reputación ni sufrir daños en caso de escándalos por falta de ética o cuidado del medio ambiente.

Según datos de Global Sustainable Investment Alliance, las inversiones responsables representaron el 36% del total de activos administrados del mundo en 2019. Esto representa alrededor de US $ 31 billones.

Por lo tanto, ESG es importante para:

  • Sobrevivir en el mercado operativo;
  • Incrementar la confianza de los inversores;
  • Adquirir nuevos clientes, así como retenerlos;
  • Fortalecer la imagen positiva de la empresa;
  • Reducir costos y desperdicios;
  • Optimice los ingresos y las ganancias;
  • Asegurar la transparencia;
  • Incrementar la retención y satisfacción de los empleados.

No podemos olvidar, además, que las empresas que siguen los conceptos ESG suelen cumplir con la ley. De esta manera, es menos probable que se vean involucrados en multas y sanciones, lo que podría afectar sus ganancias.

Y aún más: son conscientes de que están haciendo su parte por el medio ambiente y la sociedad. Esto en sí mismo es gratificante y debería guiar a las organizaciones.

¿Cuál es el escenario para las inversiones ESG en Brasil?

En Brasil, podemos decir que ESG avanza a un ritmo lento, ya que no es unánime entre las empresas, ni tiene la misma relevancia en comparación con otros países.

Sin embargo, el escenario es positivo y la temática ha ido ganando espacio en las reuniones. Esto se debe a que existe una demanda en el mercado de aplicaciones más responsables. En otras palabras: los brasileños son cada vez más conscientes y exigen la misma postura de sus marcas favoritas.

Así, poco a poco, los inversores se van involucrando y exigiendo un posicionamiento más concreto en relación a una serie de temas, entre ellos:

  • Inclusión y diversidad;
  • Cambios climáticos;
  • Calidad de vida de los empleados;
  • Ética e integridad en las relaciones.

Aunque las empresas no estén al mismo nivel que las europeas, por ejemplo, el escenario no es el más sombrío. ¡Al contrario!

Es la oportunidad para que usted se posicione antes que sus competidores, ¡lo cual puede ser una gran ventaja competitiva!

¿Cuáles son los errores más comunes que puede cometer una empresa con respecto a ESG?

El principal error es, por supuesto, decir que sigue los conceptos ESG y no entregar, es decir, prometer las acciones y no cumplir.

Este comportamiento se conoce como “greenwashing”y no es más que una estrategia de marketing para crear una imagen social y ambiental que, en la práctica, no existe.

Este tipo de posicionamiento es muy arriesgado desde el punto de vista empresarial, ya que la empresa debe demostrar que cumple con los requisitos. Sin mencionar que con internet es muy fácil descubrir una mentira, lo que puede ocasionar graves daños a la marca.

¿Cómo poner en práctica la ESG? Ver ejemplos de acciones para su empresa

Si quieres adoptar estas prácticas en tu empresa, pero no sabes por dónde empezar, hemos separado algunas iniciativas para cada una de las letras que componen el acrónimo ESG.

Lo ideal es analizar cuidadosamente cada uno e incorporarlo gradualmente a su cultura, incluso para tener una organización más eficiente.

Ambiental

  • Utilice materiales reciclados a diario;
  • Apostar por energías limpias y renovables, como la eólica y la solar;
  • Clasifique su basura;
  • Deseche los desechos correctamente;
  • Digitalice tantos procesos como sea posible para reducir el uso de papel y otros residuos.
  • Desarrolle envases reciclables para sus productos, o que utilicen menos plástico;
  • Promover acciones de sensibilización en su equipo y, por qué no, extenderlas a los vecinos de la zona;
  • Adopte la sustentabilidad como un hecho.

Social

  • Promover el diálogo abierto entre líderes y empleados;
  • Realizar proyectos sociales con la comunidad local;
  • Adoptar la equidad de género en los puestos gerenciales;
  • Hacer el emparejamiento salarial entre hombres y mujeres que tienen las mismas asignaciones;
  • Brindar un ambiente más agradable para que las mujeres concilien la carrera y la maternidad;
  • Priorizar la seguridad laboral, para evitar accidentes y enfermedades ocupacionales;
  • Promocionar o patrocinar eventos sociales y culturales, como la distribución de libros;
  • Respetar los derechos humanos por encima de todo lo demás.

Gobernabilidad

  • Tener una jerarquía definida, con posiciones y funciones descritas;
  • Crear una junta directiva diversa e independiente, priorizando a los miembros que no forman parte del personal de la empresa;
  • Contratar proveedores que sean honestos, éticos y que también tengan valores dirigidos hacia ESG;
  • Adoptar un régimen de  auditoría transparente;
  • Respetar a los accionistas minoritarios;
  • Aplicar una política anticorrupción;
  • ser transparente en sus acciones, haciendo públicas las informaciones más relevantes.

¡Reconsidere las acciones de su empresa ahora mismo!

En este contenido, usted observó que las prácticas de ESG están ganando cada vez más relevancia en el entorno empresarial. De hecho, el llamado “capitalismo responsable” no es una tendencia pasajera que deba tenerse en cuenta.

Por este motivo, si quieres que tu negocio siga siendo competitivo en el mercado, empieza a incorporar acciones de sustentabilidad, sociales y de gobernanza. Empiece con algo pequeño, pero dé el primer paso. Después de todo, los consumidores y los inversores están exigiendo esta postura.

El Checklist Fácil puede ayudarlo a administrar acciones, ya que le permite crear cuestionarios específicos para sus auditorías, inspecciones y verificaciones.

Esto significa que puede crear checklist para la seguridad laboral, para el control de residuos e incluso para controlar las emisiones de CO2 de sus vehículos. Todo de forma rápida e intuitiva, para que puedas centrarte en lo que importa: ¡que es adaptarte a ESG!

Así que da el primer paso ahora mismo. Conversa con uno de nuestros consultores ¡y conozca todas las funciones que ofrece Checklist Fácil!

Escribo contenido para ayudar a las empresas a lograr la estandarización de los procesos mediante la gestión de no conformidades: hacer que las empresas sean más eficientes y los empleados más felices 🙂
Luciana Silva

Posts Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *