Procesos industriales: conoce cuáles son y los 4 tipos principales

¿Has oído hablar alguna vez de los procesos industriales? Creamos este contenido con todo lo que necesitas saber: qué son, sus 5 fases y las diferencias entre los 4 tipos principales que puedes utilizar. ¡Ven a leer!

Tempo de leitura: 7 minutos
Principales procesos industriales

Cuando piensas en los diferentes tipos de industrias, ¿Te imaginas imágenes de las líneas de montaje que normalmente aparecen cuando hablamos de fábricas? Bien, sepan que esto es solo la punta del iceberg en cualquiera de ellos. En la práctica, existen una serie de procesos industriales que se llevan a cabo.

El procesamiento industrial de materiales, dividido por etapas, es tan antiguo que se entrelaza con el auge de la industria moderna. La mecanización comenzó con la Revolución Industrial del siglo 18. Desde entonces, los métodos, técnicas y máquinas para hacer frente a los diferentes procesos industriales han crecido en variedad y número.

Aquí presentaremos todo lo que necesita saber sobre ellos: cuáles son las fases dentro de la producción industrial, qué tipos de procesos y cómo la tecnología y la gestión de estos procedimientos impactan en el éxito de la industria. ¡Verifique!

¿Qué son los procesos industriales?

Por definición, los procesos industriales son una serie sistemática de operaciones, que pueden ser mecánicas, físicas o químicas, que producen o fabrican algo al final de todas ellas.

Cuando una empresa comienza a fabricar un producto, el proceso estará determinado por factores como la demanda del consumidor, la técnica de fabricación de cómo se completa la mercancía final y los recursos a disposición de la empresa.

¿Sigue siendo difícil de entender? ¿Qué tal un ejemplo para que quede más claro? Luego piense en una industria de procesamiento de alimentos que produce salsa de tomate.

Para llegar al producto final, debidamente empaquetado para ser distribuido al público en general, son decenas de pasos que se deben realizar. Algunos de ellos son:

  • Comprar tomates como matéria prima;
  • Adquirir los demás elementos de la composición del producto;
  • Separar todos los artículos de materia prima en la medida adecuada para la producción;
  • Utilice el equipo adecuado y en la secuencia exacta para la producción;
  • Realice los pasos de fabricación;
  • Termine el producto;
  • Empaca el producto final.

Todos estos pasos muestran que los procesos industriales pueden variar según la industria y el segmento de actuación. Después de todo, la fabricación de otros productos o líneas de alimentos será bastante diferente de esta secuencia.

Cada proceso es diferente y todos tienen sus ventajas a la hora de realizar una determinada tarea. Pero, en esencia, por mucho que haya diferencias entre ellos, acaban reduciéndose a unas fases concretas que vamos a conocer ahora.

¿Cuáles son las fases de un proceso industrial?

Sí, cada producto que consumimos o que forma parte de la cadena de producción industrial ha pasado por una serie de fases. Cada una cumple un rol específico para que al final se entregue el producto esperado, cerrando la cadena de suministro, según lo planeado.

Entonces, ¿qué tal si averiguamos ahora, dentro de esta cadena de fases, cómo se dividen actualmente los procesos industriales?

A continuación describimos cuáles son los 5 indispensables que funcionan para cualquiera de las industrias productivas:

1. Contacto y manipulación de materia prima

Este es el primer paso entre las operaciones que transforman los materiales brutos, de su estado de materia-prima, a productos terminados.

Aquí, la industria recibe la materia prima a medida que se extrae. En la mayoría de los casos, otras empresas realizan este proceso, siendo contratadas para realizar los trámites previos a la entrega de esta materia prima a la industria.

El equipo encargado de recibir los artículos hará el primer contacto y los almacenará correctamente. La calidad en todo el proceso debe comenzar desde aquí.

2. Trabajos de acondicionamiento para transformar la materia prima en cuestión

Ahora vamos a iniciar el proceso de elaboración del artículo. Para su correcta utilización, esta materia prima necesita pasar por una fase de acondicionamiento.

La idea es aumentar la concentración del artículo principal. En el caso de los alimentos, puede ser la extracción de extractos y pulpas. En cuanto a otros materiales, suele ser una combinación de más de un elemento.

Recordando que esto se aplica no solo a la materia prima con mayor concentración en el producto final. Todos los demás elementos o ingredientes que formarán parte de la composición final deben someterse a un acondicionamiento de la manera correcta.

3. Proceso de transformación con técnicas correspondientes a la industria

Las propiedades de los materiales pueden modificarse mediante tratamientos en caliente, frío, mecánicos o de diferentes tipos. Cada industria demandará una acción diferente.

Es en esta etapa que tiene lugar la transformación. El objetivo principal es proteger todo del deterioro a través de los otros procesos de fabricación.

4. Separación de materia prima para convertirla en producto

En esta penúltima fase se realiza el modelado para que la materia prima alcance la forma deseada para la etapa final. Esto se debe a que, en la creación de productos, se espera que el equipo lo trate en un estado específico.

El papel de los equipos que trabajan en esta separación es entregar los artículos estandarizados. Entonces usamos dos pasos complementarios: hacer un patrón preciso y hacer un molde a partir del patrón. Este molde será seguido por cada nueva materia prima.

5. Creación de productos finales

Una vez que se ha realizado el procesamiento relacionado con la materia prima, puede comenzar el proceso de fabricación real. Aquí comienza directamente en las máquinas y líneas de producción disponibles.

Los pasos finales ya tratan de la unión de todos los materiales necesarios y la división de cantidades demandadas para cada producto. La preparación también se lleva a cabo pensando en la logística y las formas de almacenar estos productos, que son los próximos pasos.

Para ser más económicos y eliminar el desperdicio, las empresas experimentadas emplean softwares de estandarización y monitoreo. Con una aplicación de análisis moderna y segura, accesible desde cualquier lugar, así es más fácil rastrear esta fase final.

4 tipos principales de procesos industriales

Ya entendemos que los procesos industriales pasan por estas distintas fases, ¿cierto? Pero incluso siguiendo una secuencia definida, existen diferentes tipos. Algunos son utilizados por sectores específicos, otros tienen diferencias importantes también en el tiempo de fabricación de los artículos.

Al final, cada conjunto de procesos es diferente y todos tienen sus ventajas a la hora de realizar una determinada tarea. Por ejemplo, podemos tener la fabricación en lotes o a granel, en un flujo continuo o en pausa para satisfacer la demanda del cliente y minimizar el desperdicio.

Aquí, enumeramos detalles sobre los 4 tipos principales de procesos industriales que puede encontrar y utilizar:

1. Proceso de fabricación por lotes

Dependiendo de la demanda del mercado consumidor, un lote puede ser suficiente para satisfacerla. En este caso, este tipo tiene como objetivo realizar la producción que entrega al final un número específico y determinado de productos que conformarán este lote.

Una vez que se completa un lote, el equipo usado se limpia, listo para producir el siguiente lote, cuando sea necesario.

De hecho, este es el proceso más antiguo que existe, ejecutado a través de una secuencia claramente definida. Lo que se hace es recibir la materia prima y luego transformarla en condiciones específicas. Los productos se retiran en lotes y luego se transportan.

Las industrias alimentaria, textil y farmacéutica son las que más utilizan estas operaciones.

2. Proceso de fabricación continuo

La fabricación continua se compone de líneas de producción dedicadas que producen los mismos artículos. Este tipo trabaja las 24 horas del día, los 7 días de la semana, todo el año. Una industria usaría este tipo repetitivo para producciones secuenciales de artículos, que se comprometen a una alta tasa de producción.

Dado que sus requisitos de configuración son mínimos o con pocos cambios, las velocidades de operación se pueden aumentar o disminuir para satisfacer las demandas o requisitos del cliente.

Aquí, la tecnología juega un papel muy importante. En las industrias energética o química, especialmente, este es el tipo de secuencia de procesos industriales que se utiliza.

3. Operaciones de fabricación discretas

Siguiendo la idea anterior, la fabricación discreta también utiliza una línea de montaje o producción. Sin embargo, este proceso es extremadamente diverso, con una variación en la configuración de producción y frecuencias de cambio más altas.

Este tipo se realiza para crear solo un producto a la vez. En la práctica, los grandes productos pasan por este modelo de fabricación. Después de todo, una industria difícilmente producirá el mismo tipo de avión o barco en serie, ¿cierto? Es por eso que lleva más tiempo completarlo.

Cuando en un mismo lugar se llevan a cabo varios procesos de transformación para producir estos artículos, también lo conocemos como fabricación discreta.

4. Fabricación por taller

A diferencia de la fabricación continua o discreta, este último tipo de proceso industrial que enumeramos aquí utiliza áreas de producción en lugar de líneas de montaje.

Esto se debe a que este proceso producirá lotes más pequeños de productos, generalmente personalizados. Se pueden hacer por encargo para una fecha especial o conmemorativa.

En industrias que trabajan con productos navideños, por ejemplo, se crean talleres específicos. Por lo tanto, se dedican a satisfacer esta demanda durante una época del año. Finalizada la temporada, la producción vuelve a funcionar de forma general

¿Cuál es el papel de la tecnología en la evolución de estos procesos?

Como era de esperar, la tecnología se ha vuelto indispensable en el día a día de la producción industrial. Pero en la actualidad, existen numerosas soluciones que se ofrecen en el mercado para ayudar a diferentes áreas a cumplir con los pasos relacionados con los procesos y procedimientos, tales como:

  • Planificar;
  • Controlar;
  • Monitoriar;
  • Corregir cuando sea necesario.

Por supuesto, con la llegada de la Industria 4.0 y las soluciones relacionadas con el Internet de las Cosas y la Inteligencia Artificial, las posibilidades son cada vez mejores. Pero las soluciones que apoyan las acciones más importantes, como la gestión de procesos, son las más indispensables.

Por ejemplo: las herramientas de checklist en línea marcan la diferencia cuando cualquier gerente recopila información y datos completos. Y sabemos lo esencial que es esto para una toma de decisiones rápida y eficiente.

En la industria, independientemente del enfoque productivo, este tipo de tecnología permite diseñar planes de acción. Son herramientas fundamentales de producción para coordinar la ingeniería de producto. Así como extraer historias e informes completos que orientarán al gerente en todos los procesos.

En definitiva: la tecnología es indispensable, sobre todo cuando hablamos de sistemas de gestión y checklist online.

¿Cómo optimizar y gestionar adecuadamente los procesos industriales?

Podemos definir la gestión de procesos como un conjunto de prácticas orientadas a mejorar las actividades organizacionales. Pero después de todo, ¿qué representa esto en la industria y cómo poner en práctica esta gestión?

Entre los beneficios de una buena gestión de procesos industriales se encuentra la optimización del tiempo y la reducción de errores y costos generales de la empresa.

Para lograrlo, debe seguir algunos pasos:

  • Planificación: Planifique cómo se llevará a cabo la gestión de procesos, teniendo en cuenta todos los diferentes procesos industriales. En este caso, se realiza un análisis de las actividades involucradas;
  • Mapear todos los procesos: Conocer en profundidad cómo funciona la empresa, para llegar a los puntos que necesitan mejoras;
  • Simulación y prueba: utilizando herramientas de simulación, se prueban todos los procesos. A continuación, debemos comprobar si la ejecución se realizó según lo planeado o si hay algún cuello de botella que solucionar;
  • Ejecución: En este punto, es fundamental que el responsable haya aportado los recursos necesarios para ponerlo en práctica, como herramientas, software y profesionales;
  • Monitoreo: Es necesario monitorear las nuevas definiciones a través de métricas e indicadores, definidos aún en la etapa de planificación;
  • Implementación de mejoras: El seguimiento debe ser continuo. Solo así será posible encontrar los inconvenientes y promover mejoras para optimizar los procesos de la empresa.

Empiece ahora a conseguir los resultados que estaba esperando con los procesos industriales

Seguir estos pasos lo ayudará a lograr objetivos como eliminar tareas innecesarias, reutilizar recursos, reducir costos, detectar desconformidades y promover mejoras continuas.

Para ello, el gerente o sector de Gestión de la Producción Industrial debe actuar siempre de manera integrada con otras áreas de la industria. Así, cualquier persona o equipo puede actuar con excelencia en todas las situaciones de la rutina de producción.

Ahora que ya sabes todo lo que necesitas sobre los procesos industriales, además de entender el papel que la tecnología y su gestión pueden jugar en la operación en su conjunto, ¿qué tal conocer la herramienta que facilitará todo su seguimiento y auditoría?

Programe una demostración del Checklist Fácil, herramienta líder en América Latina.

Escribo contenido para ayudar a las empresas a lograr la estandarización de los procesos mediante la gestión de no conformidades: hacer que las empresas sean más eficientes y los empleados más felices 🙂
Luciana Silva

Posts Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *