¿Qué es cadena de suministros y por qué es importante para las empresas?

La cadena de suministros abarca desde la adquisición de insumos para producir un producto hasta su entrega al cliente. Pero, ¿cuál es su importancia y cómo llevar a cabo una correcta gestión? ¡Siga leyendo y descubra!

Tempo de leitura: 4 minutos
¿Qué es la cadena de suministros y por qué es importante para las empresas?

Cadena de suministros, también llamada Supply Chain, es un concepto que forma parte de la rutina diaria de la logística. Comprende toda la operación del negocio, desde la adquisición de materia prima hasta la entrega del producto al consumidor.

A pesar de ser un proceso imprescindible, hay empresas que no logran gestionarlo adecuadamente. En otras palabras: no mantienen la armonía, alineación e integración de todas las etapas, provocando pérdidas y, principalmente, insatisfacción del cliente final.

Para que no corras ese riesgo, sugerimos continuar la lectura. Esto se debe a que explicaremos qué es la cadena de suministros, cuál es su importancia y cómo gestionarla de manera eficiente. ¡Vamos!

¿Qué es cadena de suministros?

La cadena de suministros se define como un conjunto de actividades y tareas involucradas en el proceso que van desde la compra de insumos por parte de la empresa hasta la entrega del producto al cliente que realizó la compra.

Su gestión debe incluir procesos como:

  • Compra de materias primas;
  • Control de inventario;
  • Creación de códigos de barras;
  • Elija el embalaje más adecuado;
  • Producción y almacenamiento de productos;
  • Procesamiento de pedidos realizados por clientes;
  • Movimiento interno y transporte;
  • Logística de distribución.

Todo eso debe gestionarse de forma integrada y organizada para generar resultados positivos para la empresa. Lo que significa que existe la necesidad de planificar, alinear funcionarios, proveedores, servicios subcontratados, minoristas y compradores.

¿Para qué sirve la gestión de la cadena de suministros?

Tiene como objetivo principal adecuar todo el proceso que involucra el desarrollo y entrega de un producto. De esta forma, es capaz de ayudar a reducir costos, aumentar la calidad y generar, al final, la satisfacción del cliente.

¿Quieres un ejemplo? Imagina que los sectores de una empresa no se comunican entre sí. La tendencia es que cada uno adopte el proceso que más le convenga, ¿verdad? Esto significa que el sector del marketing puede desarrollar un embalaje super cool y moderno sin preocuparse de si es resistente al tipo de transporte adoptado, por ejemplo.

Ahora supongamos que el sector de compras de insumos actúa sin preocuparse por el inventario. Se puede terminar una producción completa porque no se compró una pieza, lo que genera una pérdida incalculable.

Por tanto, podemos decir que la cadena de suministros existe para que haya un intercambio de información entre los sectores, haciendo que actúen de forma estructurada.

¿Cómo gestionar correctamente una cadena de suministros?

No existe una fórmula mágica para realizar la gestión de la cadena de suministros, ya que las empresas tienen sus propios procesos de producción. Por tanto, el primer paso es realizar un análisis general de la organización, con el fin de describir cómo se produce cada paso.

Como ya hemos mencionado, este mapeo debe ser amplio, abarcando desde la adquisición de insumos hasta la entrega al consumidor final. Haz algunas preguntas, que incluyen: 

  • ¿Cómo es el contacto con el proveedor? ¿Es recurrente que se cumplan los plazos y de acuerdo a las solicitudes del sector productivo?
  • ¿La estructura de tu stock es adecuada para tu perfil de producto? ¿Tienes control sobre la cantidad almacenada?
  • ¿El sector de marketing y ventas opera según la producción? 
  • ¿Se mantienen las máquinas de forma preventiva, para evitar paradas bruscas?
  • ¿El proceso logístico está planificado para cumplir con los plazos prometidos a los clientes?

Además, es fundamental tener un equipo integrado y bien informado, así como tener control sobre el historial de ventas, ya que esto ayuda a pronosticar las demandas y, por lo tanto, a organizar toda la cadena de suministros.

Principales beneficios de tener una cadena de suministros bien organizada

Has comprendido qué es una cadena de suministros y has visto algunos consejos para gestionarla. Pero, ¿cuáles son los beneficios reales que ofrece a las empresas?

Partiendo de la premisa de que el cliente es el centro del trabajo de cualquier empresa, es posible afirmar que la gestión de la cadena de suministros influye directamente en el crecimiento del negocio. Todos los procesos tienen como objetivo ofrecer un producto de calidad al final.

Pero las ventajas no terminan ahí. Cuando la información se comparte entre todos los sectores, es posible planificar acciones más adecuadas a las necesidades actuales y futuras.

Otros beneficios que vale la pena mencionar son:

Optimización de la línea de producción

En el momento en que el gerente tiene control y acceso a todos los procesos que se llevan a cabo en la empresa, es capaz de lograr resultados más satisfactorios.

Pronto comienza a ofrecer una mejor experiencia al cliente, con productos de calidad y entregas dentro de los plazos establecidos.

Reducción de costos operativos

Cuando se lleva a cabo una gestión adecuada de la cadena de suministros, se pueden visualizar rápidamente fallas, desperdicios y puntos de mejora.

Por tanto, es posible desarrollar planes de acción para ajustar estos puntos antes de que causen problemas. Por tanto, permitiéndonos actuar siempre a un alto nivel, sin desperdiciar recursos.

Agilidad en los procesos

En el momento en que los procesos se alinean, se vuelven menos complejos, lo que los hace funcionar más rápido. De esta manera, es posible entregar productos de calidad en menos tiempo, algo que el consumidor moderno valora cada vez más.

Mejora de la logística

Como explicamos, la logística también forma parte de la cadena de suministros, ya que es la que asegura que el producto llegue al cliente. Al integrarse con otros procesos, se produce una mejora significativa en toda la operación logística, optimizando el tiempo y asegurando que todas las entregas se realizarán dentro de los plazos estipulados.

¿Y quién se beneficia de todo esto? La empresa, por supuesto, que ve la satisfacción del consumidor y sus resultados aumentando cada vez más.

Ahora que comprendes qué es la cadena de suministros, ¿qué te parece comenzar a administrarla? Puedes comenzar realizando una inspección para identificar si las actividades están de acuerdo con lo que has planificado. 

¿Quieres saber cómo Checklist Fácil puede ayudarte a llevar a cabo todos estos procesos de forma organizada y ágil? ¡Programe una demostración gratuita!

Escribo contenido para ayudar a las empresas a lograr la estandarización de los procesos mediante la gestión de no conformidades: hacer que las empresas sean más eficientes y los empleados más felices 🙂
Luciana Silva

Posts Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *