Seguridad Laboral: 11 consejos para la prevención de accidentes

La prevención de accidentes es fundamental para el bienestar de los colaboradores. ¡Por eso, presentamos aquí 11 consejos para promover un ambiente de trabajo más seguro!

Tiempo de leer: 6 minutos
Prevención de accidentes

La prevención de accidentes es fundamental para el bienestar de los colaboradores. ¡Por eso, presentamos aquí 11 consejos para promover un ambiente de trabajo con más seguridad!

A cada 15 segundos, 160 trabajadores son víctimas de accidentes laborales en todo el mundo. Estos sucesos pueden resultar en lesiones graves, heridas e incluso muertes. De esta manera, fortalecer los cuidados de prevención de accidentes es fundamental.

Automáticamente, empresas sufren numerosas tasas indemnización, tratamiento médico y alejamiento de estos funcionarios perjudicados. La mejor manera de evitar todo este proceso doloroso es invirtiendo en seguridad laboral.

Diferentes sectores y funciones necesitan atención en la seguridad. En este sentido, algunas sugerencias pueden tener gran valor para mantener parámetros y medidas de protección al funcionario. ¡A continuación, verifique 11 consejos de prevención de accidentes!

1. Valore la atención en el trabajo y evite accidentes laborales

Primero, todo trabajo debe hacerse con enfoque. Especialmente en puestos que implican riesgos, es fundamental prestar atención en los factores ambientales que pueden volverlo peligroso. Sin embargo, con más y más recursos de distracción, es importante determinar reglas para la protección del trabajador y la prioridad con sus obligaciones.

Conversaciones, teléfonos móviles e incluso factores como el cansancio pueden exponer el trabajador a accidentes. Idealmente, el funcionario debe conocer todos los factores que pueden implicar riesgos a su integridad. Por lo tanto, al ejercer su trabajo, él puede establecer prácticas más adecuadas y mantenerse atento al ambiente.

2. Evite la exposición imprudente al riesgo

Accidentes suceden frecuentemente por imprudencia del trabajador. Si hay alguna situación cerca de ti que muestra peligro, no te acerques. Este pensamiento debe difundirse por toda la empresa para que, así, se vuelva una idea amplia.

Cuando se calcula, se puede entender el riesgo, fortaleciendo la prevención de accidentes. Algunas actividades profesionales suponen peligros, pero en estos casos, el trabajador tiene recursos de protección. Son las excepciones y no deben considerarse.

No acceda a lugares a los que no tienes permiso para estar. También evite estar cerca de áreas y equipos para los cuales no tiene capacitación calificada. Es decir, la imprudencia puede tener serias consecuencias.

3. Mantenga el local de trabajo limpio y organizado

Muchos accidentes ocurren debido a la desorganización del área de trabajo. Por ejemplo, una caja que queda en el camino, una herramienta tirada en el piso, algunos productos que gotean en el piso y otros resbalones pueden ser costosos. Cuando estos descuidos se suman a la intensidad de las rutinas de trabajo, el resultado puede ser peligroso para todos.

En este punto, es simple cuidado, pero hace toda la diferencia. El compromiso con un lugar organizado es un deber de todos los trabajadores que lo ocupan. El trabajo en equipo da como resultado un entorno libre de riesgos, en el que todos pueden moverse y actuar sin problemas.

Depende de los coordinadores, supervisores y gerentes reforzar la importancia de un lugar limpio y organizado adecuadamente. Por lo tanto, todos pueden seguir los parámetros.

4. Exija el uso de los Equipamientos de Protección Individual (EPIs) y haga la prevención de accidentes

Todas las empresas están obligadas a suministrar, sin costo para el trabajador, todos los EPIs que puedan ser necesarios en el desempeño. Por lo tanto, los empleados tendrán diferentes demandas de protección para llevar a cabo sus tareas de manera segura. Cada trabajo realizado tiene parámetros que requieren EPI específico, por ejemplo.

Del mismo modo, una vez que el EPI está en posesión del empleado, está obligado a usarlo, así como a garantizar su integridad. Por lo tanto, se convierte en responsabilidad de cada trabajador usarlos durante su trabajo. La empresa tiene el deber de suministrar y el derecho de cobrar por el uso de cada uno de ellos.

Entre estos equipamientos se encuentran guantes, anteojos, respirador, protector auditivo, cinturones de caída, cascos, botas, entre otros. Es esencial respetar los requisitos de cada actividad realizada.

5. Cuidate de ti y de tu amigo de trabajo

La prevención es el trabajo en equipo en todo momento. Es esencial que los compañeros de trabajo se cubran y se guíen mutuamente para evitar accidentes y situaciones de riesgo. Un buen ejemplo es con el uso de EPIs. Un empleado siempre debe recordar y supervisar al otro para generar la cultura correcta.

Otra cuestión importante es evitar realizar tareas de forma aislada, especialmente en áreas de riesgo. El monitoreo, ya sea de otro socio o de un técnico de seguridad, es prudente e importante. La premisa para todos los servicios debe ser siempre uno cuidando del otro.

Para que esto funcione, es importante que el problema siempre se aborde como una forma de asociación entre compañeros de trabajo. Por lo tanto, el medio ambiente se vuelve más seguro y fortalece la cultura de prevención de accidentes.

6. Comunique incidentes

 Los incidentes pueden convertirse fácilmente en accidentes. Todo lo que sucede fuera de lo común en sus tareas debe comunicarse a los superiores y, principalmente, al sector de la seguridad laboral. Por lo general, cada compañía tiene su propio procedimiento para registrar incidentes, por lo que es esencial seguirlo.

Cada experiencia servirá como una advertencia para otras personas que se encuentran en la misma situación. Comunicar estas situaciones sirve para llamar la atención sobre sucesos que pueden repetirse con otros trabajadores. Los problemas futuros se pueden evitar de una manera simple, con la adopción de prácticas de corrección y prevención.

Informar incidentes debe ser un hábito. Cuanto más aprenda la compañía sobre ellos, más podrá trabajar objetivamente para eliminar riesgos. Este ciclo tiende a resultar en un ambiente de trabajo cada vez más seguro.

7. Obtenga información sobre la CIPA

La Comisión de Prevención de Accidentes Internos (CIPA) es un grupo formado por representantes designados por la gerencia y otros elegidos por empleados y secretarios.

Esta comisión tiene la función de mantener la seguridad en el trabajo, crear reglas para la empresa y monitorear su efectividad y cumplimiento. Además, CIPA brinda apoyo a los empleados lesionados, monitorea su licencia y regreso al trabajo y determina acciones que pueden aislar posibles problemas.

CIPA se ocupa no solo de la salud física de sus empleados, sino también de la salud mental y el bienestar, realizando campañas de sensibilización, ferias de salud, promoviendo actividades, concursos y conferencias. ¡Busque el equipo CIPA de tu empresa y conozca un poco más sobre las acciones tomadas en su lugar de trabajo!

8. Utilice solamente máquinas de trabajo que tuvieron revisión

Las máquinas adecuadas son una forma de valorar la prevención de accidentes. Sin embargo, las empresas no siempre se preocupan por la rutina de mantenimiento adecuada. La falta de tiempo, el costo y la necesidad de usarlos en tareas son factores que causan este problema. Sin embargo, el empleado no debe arriesgarse.

Cada máquina necesita cuidados y revisiones frecuentes. Si no es así, es susceptible a cortocircuitos y al mal funcionamiento que puede provocar accidentes. El problema no siempre se limitará al trabajo mal realizado. Las consecuencias pueden afectar al empleado que lo está usando.

Cuando note un problema, informe a los responsables sobre la necesidad de mantenimiento. Es esencial tener revisiones periódicas, ya que esta negligencia puede causar accidentes y crear riesgos para los trabajadores.

9. Evite accidentes laborales y bandone herramientas en mal estado

Las herramientas también son elementos que pueden generar problemas y deberían ser parte de la rutina de prevención de accidentes. Están sujetos al desgaste natural del uso y el tiempo, lo que también puede poner en riesgo a quienes los manejan en la vida diaria.

Es esencial que el empleado deje de usar aquellos que están en malas condiciones, especialmente aquellos expuestos a impactos e intensidad, que pueden generar consecuencias.

Romper un cable, por ejemplo, puede hacer que el trabajador pierda el control, lo que puede provocar un choque en su propio cuerpo. Pueden ocurrir lesiones de diferentes niveles y sacar al empleado de la actividad.

Lo más correcto es cobrar nuevas herramientas y dejar de usar las que ya no están en buenas condiciones. En cuanto a la empresa, es necesario inspeccionar el equipo regularmente y organizar el reemplazo cuando sea necesario.

10. Haga solamente tus funciones

Los trabajadores no deben realizar actividades para las que no están capacitados, especialmente aquellas que involucran riesgos. Muchos de ellos requieren una capacitación y cursos más profundos, precisamente lo que califica a los empleados para llevarlos a cabo.

En ningún momento se debe hacer esta práctica. Es ilegal, puede causar accidentes y dañar a la empresa. Ciertamente, el empleador no va a pedirle a un empleado no preparado que haga algo que no sabe. Junto con esto, también depende del trabajador no arriesgarse a realizar trabajos que no son de su competencia.

¡Esta negligencia dificulta la prevención de accidentes! Si el empleado recibe instrucciones de hacer algo que no sabe, debe buscar un superior o un técnico de seguridad para informarle que no tiene la calificación necesaria.

11. Maneje máquinas de manera responsable y evite accidentes laborales

Las máquinas son necesarias para diversos trabajos en fábricas y grandes empresas. Por lo tanto, la operación requiere parámetros básicos de uso. Las buenas prácticas van desde la atención hasta la realización de trabajos y el uso de EPIs. Muchos de ellos son afilados, pesados y tienen otras características que, si no se respetan, plantean serios riesgos.

Es esencial que el operador esté primero calificado para trabajar con la máquina. Además, debe prestar mucha atención cuando opera, especialmente cuando hay otros trabajadores cerca. Los grandes implican riesgos no solo para quienes los controlan, sino también para quienes los rodean.

Cuando el empleado tiene todos los recursos necesarios, se refuerza su compromiso y responsabilidad. Por lo tanto, si realiza el servicio correctamente, tendrá éxito y mantendrá los estándares de seguridad de la compañía.

El trabajo de prevención de accidentes es extenso, sin embargo, fundamental para la empresa y sus colaboradores. Pero, las buenas prácticas ayudan a que el lugar de trabajo sea más seguro para todos.

¿Te gustaron los consejos? ¡Ahora disfrute y aprenda un poco más sobre el papel de Cipa en las empresas!

¿Quieres saber más acerca de cómo nuestro sistema de checklist digital y automatizado puede ayudarte a administrar tu negocio? ¡Entonces, contáctenos!

Escribo contenido para ayudar a las empresas a lograr la estandarización de los procesos mediante la gestión de no conformidades: hacer que las empresas sean más eficientes y los empleados más felices 🙂

Publicaciones Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *