¿Cómo tener éxito en su consultoría de campo? Vea 7 herramientas que pueden ayudar

La consultoría de campo es un recurso muy útil para franquicias y empresas con más de una unidad. Pero, ¿por qué es tan importante? Además, ¿qué herramientas pueden ayudarte a tener éxito en todos tus procesos? Siga con nosotros y descúbrelo.

Tempo de leitura: 6 minutos
¿Cómo tener éxito en su consultoría de campo? Vea 7 herramientas que pueden ayudar

La consultoría de campo es un recurso muy utilizado por cadenas de franquicias y empresas que tienen más de una sucursal. Esto se debe a que permite mejoras en la gestión y control de las unidades.

El responsable de esta actividad, llamado consultor de campo, es el vínculo principal entre franquiciador y franquiciado, o matriz y unidades. A diferencia de los supervisores tradicionales, no solo controla la efectividad. Pero también transfiere know-how con un enfoque en estandarizar el servicio y mejorar la calidad.

Pero, ¿qué es la consultoría de campo y cuáles son sus beneficios? En este artículo, responderemos estas preguntas y mostraremos herramientas que pueden ayudarte a tener éxito con esta función. ¿Vamos?

¿Qué es consultoría de campo?

La consultoría de campo es una inspección periódica que la red o matriz promueve en sus unidades. Hoy en día, se encuentra entre una de las herramientas más eficaces para promover una gestión uniforme y eficiente.

Su propósito no es simplemente detectar fallas o modificar procesos. Sino más bien para contribuir al desarrollo de todos. Y, de esta manera, garantizar la calidad de los productos ofertados, fortaleciendo la marca en general.

A través de la consultoría de campo, es posible identificar necesidades y dificultades, por ejemplo, proponer acciones correctivas. Entre los problemas más comunes que se encuentran durante este análisis se encuentran: 

  • Falta de formación y cualificación de los profesionales;
  • Realización acciones de marketing desalineadas;
  • Planificación estratégica incompleta.

Conociendo esta información, se realizan los ajustes necesarios para que, de hecho, la empresa pueda operar de manera alineada. Lo cual, seamos sinceros, es beneficioso para todos. 

¿Para qué sirve la consultoría de campo?

Su principal intención es ayudar a los franquiciados y unidades a mejorar su participación en el mercado local y su rentabilidad. Junto a esto, tiene como objetivo promover la alineación con los valores de la marca, para que todos sigan el mismo camino.

Podemos destacar los principales objetivos de la consultoría de campo:

  • Incrementar las ventas;
  • Mantener la calidad del servicio ofrecido por la franquicia;
  • Estandarizar el modelo de negocio;
  • Desarrollar la red y, en consecuencia, sus profesionales;
  • Ofrecer apoyo para mejorar las actividades de rutina;
  • Asegurar un estándar operativo y de servicio;
  • Apoyo a la consecución de resultados.

Además, a través de la consultoría de campo, los gerentes pueden ver de cerca las principales dificultades. Con esto, pueden desarrollar estrategias para superarlos y, principalmente, evitar que afecte a otras unidades.

Principales beneficios de contar con una consultoría de campo

Si aún tienes dudas sobre la adopción de este sistema en tu franquicia o empresa, hemos seleccionado algunas de las ventajas que ofrece. Son ellos:

Identificación de riesgo

Cuando hay un monitoreo estrecho, es posible prever riesgos y problemas que podrían dañar la marca. Por tanto, tome las medidas oportunas para solucionarlos.

Estandarización de procesos

La estandarización de franquicias es uno de los pasos esenciales para el éxito de una cadena. En este caso, es importante que los procesos estén alineados y sean seguidos por todos. Con un monitoreo especializado, es posible detectar fallas y, al mismo tiempo, corregirlas rápidamente.

Obtención de indicadores reales

La consultoría de campo es igualmente ventajosa para la oficina central. Permite obtener indicadores de todas sus unidades para realizar un análisis de desempeño más complejo. 

Orientación de soporte

Cuando la marca no conoce los problemas que están experimentando sus franquiciados, no puede ofrecer el apoyo adecuado. Por otro lado, este recurso permite conocer el escenario real, dirigiendo tus acciones de manera adecuada. 

¿Cómo funciona la consultoría de campo en la práctica?

Hay 4 pasos que se consideran imprescindibles para que sea, de hecho, eficaz. Son ellas:

1. Análisis

Esta fase consiste en la obtención de indicadores, que facilitarán el conocimiento sobre aspectos como:

  • Finanzas;
  • Asistencia;
  • Gestión;
  • Comportamiento de los profesionales.

Estos y otros temas influyen directamente en el resultado de las unidades y, por tanto, en el éxito del negocio. Por lo tanto, deben ser monitoreados y analizados de cerca.

2. Visita presencial

Con los indicadores en la mano, el consultor de campo debe acudir a la unidad o franquicia. Durante esta visita, puede compartir los datos recopilados y también comprender el negocio diario.

Este es también el momento ideal para que el franquiciado aclare dudas, exponga dificultades y presente logros. Todo esto ayudará a pasar al siguiente paso.

3. Orientación

Después de los dos pasos anteriores, es hora de guiar a los gerentes. En este caso, presente los puntos que deben corregirse, especialmente en lo que respecta a la estrategia empresarial.

Aquí, la intención debería ser promover mejoras y ajustes. Y no juzgues las acciones tomadas.

4. Follow up

Finalmente, llegamos a la etapa de follow up, es decir, de procesos de monitoreo. El consultor de campo debe hablar con los demás involucrados para evaluar si se han cumplido los objetivos estipulados y si ha habido alguna dificultad.

Incluso entonces, es posible identificar otros inconvenientes. Y, a partir de eso, crear nuevas estrategias para corregirlos.

7 herramientas que te ayudarán en la consultoría de campo de tu empresa

Ahora que comprendes los pasos de este trabajo, te mostraremos algunas herramientas que pueden facilitar a diario. ¡Vamos!

1. Benchmarking para consultoría de campo

Benchmarking es un proceso que consiste en comparar las métricas de la empresa con las practicadas por sus competidores en el mercado. Las métricas de evaluación comparativa más tradicionales incluyen:

  • Costos de producción;
  • Receta;
  • Tiempo de ciclo de proceso;
  • Rotación de funcionarios.

2. Balanced scorecard (BSC)

El balanced scorecard, más conocido por la sigla BSC, es una metodología de gestión y medición del desempeño. Se utiliza para realizar un monitoreo de aspectos importantes de la estrategia de la empresa. Además de facilitar la mejora organizativa o algún proceso de cambio. 

Trabaja en métricas que van más allá de las típicas financieras. Con esto, ayuda a que las empresas se enfoquen en objetivos estratégicos a largo plazo. Y, también, anticipar los errores que puedan generar impactos económicos.

El scorecard es un conjunto cuantitativo y completo de objetivos que se pueden medir a lo largo del tiempo. Los componentes más comunes incluyen:

  • Ganancias;
  • Receta;
  • Calidad;
  • Métricas de satisfacción del cliente.

3. Cinco fuerzas de Porter

Desarrollado por Michael E. Porter, profesor de Harvard Business School, las cinco fortalezas de Porter se reducen a un marco para el análisis de mercado. Se utiliza como insumo para la planificación estratégica. 

Las cinco fuerzas competitivas que influyen en la rentabilidad en cualquier sector y que se describen en el modelo de Porter son:

  • El poder de negociación de los proveedores;
  • El poder de negociación de los compradores;
  • La amenaza de nuevos jugadores;
  • La amenaza de nuevas ofertas;
  • Competencia rival.

4. La matriz de las nueve cajas de McKinsey

Esta matriz fue diseñada por McKinsey & Company en la década de 1970. La intención era ayudar a General Electric a priorizar sus inversiones en sus diversas unidades comerciales. 

Las unidades de negocio, (aquí en el caso denominadas “oportunidades”) se clasifican en “alta”, “media” o “baja” en los dos ejes de la matriz, que se denominan “atractivo de mercado” y “fuerza competitiva de unidad de negocio “.

5. Matriz BCG 

Esta curiosa matriz desarrollada por Boston Consulting Group (BCG), es una herramienta que utilizan las empresas para evaluar la fortaleza relativa de las líneas de productos dentro de sus carteras. 

Las líneas de productos se asignan a uno de cuatro cuadrantes:

  • Vacas lecheras: Baja inversión y alta rentabilidad;
  • Estrellas: Referencia de mercado y en equilibrio con el flujo de caja;
  • Signos de interrogación: Alta inversión y bajo rendimiento;
  • Perros (o piñas): Difícil de recuperar. Dejar de trabajar con este producto es algo que debe tenerse en cuenta.

6. Competencias fundamentales

El proceso de identificación de competencias esenciales ayuda a definir el posicionamiento de la empresa y sus ventajas competitivas. La competencia principal debe ser una habilidad o actitud que los competidores no puedan imitar fácilmente.

Permiten ofrecer un valor único a los clientes, lo que le da a la empresa una distancia de los competidores dentro del mercado. 

¿Quieres un ejemplo? La empresa de tecnología Apple se diferencia por un servicio rápido y respuestas efectivas. Por tanto, esta es una competencia que debe desarrollarse entre los funcionarios, ya que no puede competir por precio.

7. Checklists computarizados en consultoría de campo

Hay varias opciones de checklists computarizados que son muy efectivas para estandarizar los servicios. Permiten, por ejemplo, desarrollar checklists padrones, que deben evaluarse en todas las visitas realizadas a los franquiciados.

Las principales ventajas que ofrecen son:

  • Posibilidad de operar incluso en plataformas móviles;
  • Ser altamente personalizable;
  • Tener la opción de crear planes de acción específicos.

Los checklists de estandarización de franquicias son los más utilizados en la consultoría de campo. Permiten al franquiciador y al franquiciado tener un control total sobre lo establecido en el contrato.

También ayudan a unificar estándares, desde los estéticos hasta los administrativos. El sistema Checklist Fácil, por ejemplo, hace que sea más fácil para el consultor realizar un monitoreo de todos los procesos ya realizados y los que aún deben completarse.

¿Ya utilizas alguna de las herramientas mencionadas anteriormente? ¿Tienes otro que marque la diferencia para la consultoría de campo? Así que deja tu comentario y comparte tu experiencia.

Ahora bien, si no deseas depender de las conexiones a Internet para poder ejecutar checklists diarios, entonces necesitas conocer Checklist Fácil. Está disponible para web, tablets y smartphones, ya sea con sistemas Android o iOS, y se puede usar normalmente sin conexión. ¡Pruébalo ahora!

Escribo contenido para ayudar a las empresas a lograr la estandarización de los procesos mediante la gestión de no conformidades: hacer que las empresas sean más eficientes y los empleados más felices 🙂
Luciana Silva

Posts Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *