¿Qué es el control de calidad? Veamos 5 pasos a seguir en su empresa

A través del control de calidad, es posible encontrar las fallas del día a día y con estas informaciones, mejorar y estandarizar los procesos. Pero después de todo, ¿En qué consiste? y ¿cómo realizarlo en mi empresa? ¡Lee nuestro artículo y descúbrelo!

Tempo de leitura: 5 minutos
A través del control de calidad, es posible encontrar las fallas del día a día

El concepto de control de calidad debe ser conocido por todos los profesionales involucrados en los procesos de fabricación del producto, independientemente del segmento. Esto se debe a que está relacionado con el cumplimiento de los requisitos de calidad, los cuales inciden directamente en la satisfacción del cliente final.

Pero, ¿por qué es tan importante? El caso es que el consumidor exige que el artículo comprado cumpla con las especificaciones técnicas prometidas. Y estos están justamente garantizados a través del control de calidad realizado internamente.

Dada la relevancia del tema, es fundamental comprenderlo mejor, así como saber ponerlo en práctica. De eso se trata este contenido. ¡Sigue leyendo para saber más!

¿Qué es el control de calidad?

Es un sistema adoptado por las empresas para medir la calidad de productos y servicios, evaluando si están de acuerdo con sus especificaciones técnicas. Hace que el proceso de producción sea más unificado ya que le da un estándar y requisitos a seguir.

Uno de los hitos para el avance del plazo fue el año de 1956, cuando el norteamericano Armand Vallin Feigenbaum concibió el Total Quality Control, es decir, el Control de Calidad Total.

TQC, como se conoció, fue definido por él como:

“Un sistema eficaz para integrar los esfuerzos de desarrollo, mantenimiento y mejora de la calidad de los distintos grupos de una organización, con el fin de permitir productos y servicios con niveles más económicos y plena satisfacción del cliente”.

También según su ideología, el concepto de calidad debe estar siempre orientado al cliente. Además, requiere una mejora continua, con el fin de evitar errores cometidos anteriormente.

¿Cuál es el papel del control de calidad?

El control de calidad es una medida encaminada a mejorar y estandarizar los procesos con el fin de asegurar la calidad de los productos y / o servicios que ofrece una empresa.

Usemos el ejemplo de una farmacia de manipulación. Hay varios factores que deben estandarizarse para que el cliente final reciba realmente la medicación que necesita.

Esto incluye todo, desde comprar la materia prima, hacer un paquete que mantenga las características del medicamento, hasta seleccionar las sustancias correctas y almacenarlas.

Sin todo este control de calidad, los riesgos de entregar algo incorrecto son grandes y pueden dañar la salud de los consumidores.

Por lo tanto, podemos destacar como función principal del control de calidad “proporcionar que el cliente reciba un producto sin defectos y dentro de las especificaciones técnicas descritas”.

Ejemplos de control de calidad en algunos segmentos

Es posible – y necesario – adoptar un control de calidad en los más variados segmentos de producción. Vea algunos ejemplos de aplicaciones:

Industria

El control de calidad en la industria se considera fundamental porque permite definir y estandarizar la producción de productos de principio a fin. Si aparece algún artículo defectuoso, se describe como una desconformidad, ya que no cumple con los requisitos solicitados.

Por lo tanto, puede enviarse para su reparación o eliminación, según el grado del problema, está acción antes de llegar al consumidor final.

Cadena de hoteles

Al pensar en brindar servicios de hotel, la calidad se evalúa a través de una serie de factores, que incluyen:

  • Limpieza e higiene;
  • Servicio;
  • Seguridad;
  • Calidad del servicio de habitaciones

Cuando no existe un control de calidad efectivo, pueden ocurrir imprevistos que generen insatisfacción en el cliente. En consecuencia, provocando que no regrese y, peor aún, que no indique el lugar. Por lo tanto, estos elementos deben formar parte de la ficha técnica de los establecimientos.

Alimentación

En esta área, el control de calidad evalúa todo, desde el almacenamiento de insumos hasta la presentación de alimentos a los clientes. Dado que se trata de la seguridad y la salud de las personas, es necesario garantizar que todos los procesos se sigan estrictamente.

Esto evita, por ejemplo, entregar un plato que está estropeado porque no se han agregado etiquetas de validez.

5 pasos para realizar el control de calidad en su empresa

¿Quieres tener un control de calidad eficiente para poder ofrecer un producto o servicio que satisfaga las necesidades del cliente? Así que sigue el paso a paso que creamos para ayudarte en esta tarea:

1. Analizar y estandarizar procesos

Analizar los procesos de un extremo a otro es el primer paso para saber qué se necesita mejorar y estandarizar. Volviendo al ejemplo de la farmacia de compuestos, le corresponde al gerente monitorear cómo se adquiere la materia prima y cómo se maneja, almacena y, finalmente, se entrega al cliente el medicamento.

Por lo tanto, al seguir todos los pasos, puede determinar si hay algún defecto que deba corregirse. Con eso, puede llevar a cabo la estandarización de procesos esenciales para que dejen de ocurrir.

2. Definir la mejor metodología de trabajo

Existen varias metodologías y herramientas que se pueden utilizar para asegurar la estandarización de procesos y promover la mejora continua. Algunos ejemplos son:

Sin embargo, es importante elegir un método que se adapte a la realidad del negocio. De lo contrario, se convertirá en una burocracia interna más que se quedará en el camino.

3. Ofrecer capacitaciones

Siempre que se cambia un proceso, todos los empleados deben estar debidamente capacitados. De lo contrario, ¿cómo exigir mejoras, cierto?

Es importante mostrar no solo las nuevas actividades, sino también por qué se modificaron en el contexto del control de calidad.

También ofrece otro tipo de cursos y capacitaciones que pueden mejorar el desempeño del día a día. Aprender sobre nuevas técnicas de servicio y tecnología de manipulación, por ejemplo, puede resultar muy útil.

4. Adopte una comunicación clara

Cuando se trata de control de calidad, las mejoras deben ser continuas. Entonces, es necesario adoptar una comunicación clara y eficaz con todos los profesionales implicados, para que sean conscientes de lo que se está haciendo y por qué.

Este es también el momento de retroalimentar y elogiar a quienes son parte de los procesos, prácticas esenciales que también buscan motivar a todos.

5. Busque siempre la satisfacción del cliente

Como mencionamos, el control de calidad tiene como principal objetivo garantizar la satisfacción del cliente. Así, una acción eficaz que se puede realizar durante el análisis y la mejora del proceso consiste precisamente en hablar con ellos.

Pídales que evalúen los servicios o productos y hagan sugerencias de mejoras. Todo lo recogido en esta evaluación debe tenerse en cuenta, ya que es necesario estar alineado con las expectativas de los consumidores.

¿Cómo ayuda una checklist con el control de calidad?

El checklist es una herramienta que facilita la estandarización y seguimiento de los resultados. Después de todo, con la definición de lo que se debe hacer, es más fácil seguir exactamente lo que se planea en las pautas.

Además, la lista de verificación -como también se le conoce- sirve para recolectar datos y listar un perfil de eventos, ayudando a identificar las desconformidades.

A pesar de ser uno de los recursos más sencillos, si no se utiliza bien, contribuirá a irregularidades en los procesos, abriendo huecos en la verificación de etapas y retrasando la certificación.

Pero, ¿cómo ayuda realmente un checklist en el control de calidad? ¡Vea algunos de sus usos a continuación!

Establecer un período en el que se recopilaron los datos

Al organizar los datos en un checklist, es posible tener una verificación más precisa de la información recopilada durante la misma.

En el listado, puede detallar el período de las conferencias. Con esto, logra tener un control más puntual, con el objetivo de evaluar la conformidad de la producción y los productos en un período de tiempo determinado.

Observar el origen de los problemas

A partir de las notas tomadas, existe la oportunidad de evaluar las causas de los problemas y conocer los más recurrentes.

Al marcar esto en un checklist en línea, por ejemplo, es posible corregir rápidamente lo que está en incumplimiento. Esto se debe a que a la hora de señalar la irregularidad, puedes hacer que sea obligatorio cumplimentar un plan de acción.

Así, el responsable recibe la información y tiene un plazo para tomar las medidas necesarias para eliminar los problemas.

Observar el tiempo de recolección

Una checklist para el control de calidad con especificaciones de tiempo y fecha límite ayuda a monitorear la productividad y ver cuánto esfuerzo se requiere para cada tarea.

De esta forma, los gerentes logran optimizar este proceso, encontrando formas más eficientes de llevarlo a cabo.

Recuerde que el control de calidad es importante para empresas de cualquier tamaño y segmento. ¡Cuantos menos errores ocurran y más afinados estén los procesos, mayores serán las posibilidades de que el cliente esté satisfecho con lo que compró!

¿Busca ayuda para iniciar este proceso? ¡Descargue nuestra modelo de checklist de gestión de calidad!

¿Sabías que Checklist Fácil puede ayudar con este proceso de análisis y estandarización? ¡Agende una demostración gratuita ahora mismo y descubra cómo!!

Escribo contenido para ayudar a las empresas a lograr la estandarización de los procesos mediante la gestión de no conformidades: hacer que las empresas sean más eficientes y los empleados más felices 🙂
Luciana Silva

Posts Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *