¿Qué es la gestión industrial? Vea 9 pasos para aplicarla en su negocio

No hay negocio que sobreviva sin planificación. Y, con tantas áreas y procesos, la gestión industrial es fundamental para que cualquier negocio optimice costos, aumente la productividad y se destaque de la competencia. ¡Descubra cómo hacerlo!

Tempo de leitura: 8 minutos
Optimizando los procesos con la gestión industrial

¿Alguna vez ha escuchado que los negocios sin estrategia son un atajo al fracaso? Esto es lo que hace que la gestión industrial sea tan importante en estos días, cuyo mercado es cada vez más competitivo y está marcado por constantes cambios económicos.

Al fin y al cabo, el objetivo de la gestión industrial es precisamente lograr un equilibrio entre procesos y toma de decisiones. De esta forma, es posible aumentar la productividad a un menor costo operativo.

Pero esta tarea no es tan sencilla. Esto se debe a que requiere mucha atención por parte de los gerentes al planificar y ejecutar lo que realmente puede marcar la diferencia. A continuación, te explicamos mejor qué es y cómo optimizar este control en la práctica.

¿Qué es la gestión industrial?

Como comentamos, la estrategia es un elemento fundamental en la gestión de cualquier negocio. En la industria, el conjunto de técnicas y herramientas destinadas a mejorar los flujos financieros, materiales y de datos se denomina gestión industrial.

En este sentido, se utiliza para obtener una mayor dinámica productiva, con un enfoque en la identificación de sus inconvenientes y la implementación de mejoras, a partir de información bien estructurada y confiable.

Por eso la gestión industrial permite la reducción de costos. Con la reducción de retrabajos y desperdicios, el resultado es eficiencia en los flujos de fabricación, sin gastos innecesarios.

Actividades que forman parte de la gestión industrial.

Podemos concluir, por tanto, que la gestión industrial es la actividad que garantiza la calidad de lo que se fabrica. Esta administración la realiza el gerente de producción industrial.

Este profesional necesita tener conocimientos en las áreas de logística, producción y administración de manera integrada. Al fin y al cabo, la gestión de la industria es más integral que la que se realiza en otro tipo de empresas, como tiendas retail y oficinas.

Y cuando se trata de la industria 4.0, en la que la automatización y la tecnología juegan un papel fundamental en la gestión, la adaptación a las nuevas metodologías y la innovación se convierte en una tarea aún más imprescindible para este profesional.

Incluso con todas las diferencias entre entornos industriales, que pueden variar según la clasificación y el campo de acción, hay puntos que son comunes a todas las industrias.

En este sentido, algunos de los procesos primarios que realiza el gerente industrial son:

  • Gestión de la producción: Consiste en el seguimiento de la operación, observando paradas programadas, maquinaria, volumen de producción, etc;
  • Control logístico: Actúa sobre compras de insumos, distribución y movimiento de stocks, con foco en la prevención de pérdidas;
  • Administración de procesos: Implica analizar escenarios y tendencias de demanda, así como auditoria de flujos;
  • Promoción de la salud y seguridad en el trabajo: Debe actuar para prevenir accidentes, asegurando la vida y salud de los trabajadores industriales, de acuerdo con las normas reglamentarias vigentes;
  • Gestión fiscal y tributaria: para asegurar el cumplimiento de las atribuciones legales y certificados de calidad.

¿Cuáles son las principales oportunidades que genera la zona?

Al tratarse de un conjunto de acciones de integración y mejora técnica, el primer beneficio de la gestión industrial es la estandarización de procesos, especialmente cuando se realiza con tecnología.

Una visión integrada de todo el negocio favorece la comunicación entre diferentes sectores, ya que centraliza la información y la mantiene actualizada entre todos. En otras palabras, áreas como compras, inventario, finanzas y recursos humanos están más cerca.

Esto ayuda con las demandas multidisciplinares y ayuda a detectar problemas y oportunidades, ya sean internas o externas a la empresa.

Importancia de la gestión industrial

En cuanto a la calidad de los procesos, también debemos tener en cuenta la relación con clientes y proveedores. Bueno, esto también tiende a mejorar cuando hay calidad e integración en la industria.

Primero, esto sucede porque es posible actuar sobre la satisfacción y retención del cliente, asegurando la entrega de los productos a tiempo, así como la calidad de lo que se fabrica.

Del mismo modo, con los proveedores se vuelve factible encontrar mejores descuentos o plazos de pago para materias primas y equipos, por ejemplo. Después de todo, cuando los resultados son buenos y el dinero está bien dirigido, surgen oportunidades para nuevas adquisiciones.

¿Cómo hacer una buena gestión industrial?

Optimizar la gestión de la producción industrial pasa principalmente por definir objetivos compatibles con su negocio y procesos de mapeo. Entonces, es necesario definir estrategias que hagan la conexión entre ellos.

Para ayudarte en esta misión, enumeramos aquí algunos consejos y criterios que pueden orientar el trabajo del gerente de producción industrial:

1- Haz un análisis 360º de tu operación

Cuando nos enfocamos en un solo sector o proceso, la tendencia es comenzar a buscar de acuerdo con esa rutina específica. Pero una correcta gestión industrial requiere una visión de conjunto. Por lo tanto, el primer paso es conocer cada etapa de producción de la industria.

Esto implica no sólo el análisis de la producción, sino también de las demandas, equipos, empleados, clientes y proveedores, desde el punto de vista de cada uno de los sectores involucrados – stock, finanzas, etc.

Una forma de comenzar este análisis es separar los procesos en diagramas de flujo de cada actividad, teniendo en cuenta las materias primas utilizadas así como los productos que se fabrican. Por lo tanto, es posible extraer conocimientos sobre diferentes aspectos de la producción.

Tenga en cuenta que esta es una tarea de centralización de información. En otras palabras, deberá comprender el flujo de trabajo de toda la industria y sus gastos asociados.

Además, es necesario hacer un seguimiento de los indicadores de desempeño de cada área y de los resultados de los últimos meses, para tener una idea de los errores y aciertos, que conviene mantener o reformular. También es hora de escuchar las ideas de todos en función de sus rutinas.

2- Crea un plan de reducción de costos

Una de las tareas del gerente de producción industrial es tener en cuenta todos los costos de producción. Así, una vez entendida la operación en su conjunto, es el momento de realizar cálculos en busca de posibles puntos de desperdicio.

La logística, por ejemplo, es a menudo uno de los factores más importantes que se deben revisar en esta etapa. Después de todo, aquí es donde el dinero se puede perder fácilmente, incluso si se cumplen los indicadores.

Aquí, la consigna es eficiencia. Todo el ciclo de operaciones debe utilizar los recursos necesarios para mantener la calidad.

3- Desarrollar un plan de mejora

Procesos analizados y sus respectivos costos bien organizados, es hora de optimizar la productividad. Para que el trabajo sea lo más fluido posible, es necesario pensar en simplificar tareas, así como eliminar retrabajos.

A partir de su diagrama de flujo, será posible diagnosticar actividades redundantes, plazos mal planificados e incluso comprobar si la maquinaria está de acuerdo con la demanda. Así como si el espacio para el desarrollo de actividades es adecuado.

También es hora de analizar en profundidad la capacidad de producción, el almacenamiento y la disponibilidad de materiales. Así como el clima y la cultura del entorno laboral, aspectos poco recordados, pero muy necesarios para la visión de crecimiento empresarial.

En esta etapa, es importante no comprometerse a cumplir con plazos que excedan la capacidad operativa de su industria, o incluso exigir metas poco realistas de los empleados.

Hay que tener en cuenta que una correcta gestión industrial es también un mecanismo de sustentabilidad, en todos los sentidos. ¡Así que sea sustentable! Promueva la armonía entre desarrollo y recursos.

4- Comparta información

Es más fácil implementar mejoras cuando todos comprenden las transformaciones necesarias para que sucedan. Es necesario mostrar el valor que cada solución de pensamiento tiene para todos los departamentos y gerentes.

Permitir que los involucrados accedan a información sobre la operación en su conjunto. Así, además de alinear la ejecución de procesos y evitar conflictos, las áreas pueden ver su papel en el gran rompecabezas industrial.

Esta alineación es posible mediante la centralización de datos, que puede proporcionarse mediante un software de gestión que permita una gestión integrada. Es decir, tecnologías específicas que abarcan todas las áreas de la industria.

5- Mantener el ritmo

Por supuesto, no todos los procesos necesitan mejoras. No servirá de nada comprar más máquinas o aumentar su plantilla, por ejemplo, sin observar cómo se extraen actualmente las buenas cifras.

Entender cuáles son los pasos relevantes a mantener y elaborar un plan de acción para que, en medio del crecimiento, la esencia de estos procesos siga siendo la misma.

6- Empoderar a los empleados

El entrenamiento de los empleados es una inversión muy importante para cualquier industria. Esto se debe a que la formación aporta grandes beneficios en cuanto a mejoras para toda la gestión empresarial.

Después de todo, cuando los empleados están debidamente capacitados, son más productivos y pueden responder a la adversidad de manera rápida y correcta.

Además, el entrenamiento es fundamental para la motivación de las personas en el lugar de trabajo. Eso es porque comienzan a identificar allí una forma de desarrollar sus carreras.

Y no solo estamos hablando de supervisados, sino también de supervisores. Los altos directivos y analistas deben mejorar constantemente, para que todos evolucionen siempre y estén al tanto de los movimientos del mercado.

7- Prevenir pérdidas

Adoptar una postura preventiva es tan importante como cualquier otra estrategia de gestión de reducción  de costos en la industria. Esto se debe a que, a menudo, el gasto en acciones correctivas es mucho mayor que el dinero necesario para acciones preventivas.

De esta forma, establecer ciclos de mantenimiento para todos los equipos. Esto evita daños no solo a la máquina en sí, sino también a cualquier falta de seguridad en el entorno de trabajo.

[contact-form-7 id=”2816″ title=”es-lm-blogpost”]

Al igual que la maquinaria, las cuentas por pagar y por cobrar también deben estar actualizadas. Por tanto, la verificación debe ser periódica, lo que permite la visualización de fugas en algún punto de la operación industrial.

8- Monitorear el stock

¿Recuerda cuando mencionamos la necesidad de departamentos integrados? Este es uno de los puntos donde esto es sumamente necesario y donde se pueden ver los mejores resultados de esta alineación.

Esto se debe a que cuando las compras y el inventario están alineados, los costos de adquisición disminuyen mucho, al igual que el dinero gastado en tarifas para mantener los productos en stock.

Cuando hay atención al stock, es posible evitar gastos sin reducir la producción. 

9- Utilice materiales de calidad

No es lo mismo economía que reducir costos de forma indiscriminada. De hecho, ser ahorrativo se trata más de elegir el mejor valor para su negocio.

Esto significa que no sirve de nada comprar equipos y materiales baratos si no proporcionan la calidad de sus productos. Con un equipo defectuoso, la producción puede quedar lenta o incluso fallar.

A largo plazo, la maquinaria y los materiales baratos pueden causar problemas operativos y requerir reparaciones. Asimismo, el equipo puede tener una vida útil muy corta y requerir reemplazo antes de lo esperado por el gerente.

Estos problemas operativos, que incluso pueden provocar un paro laboral, provocan aún más daños a la empresa.

¿Qué inversiones son fundamentales para esta gestión?

Hasta el momento, se ha podido entender qué es y muchos de los beneficios de este control en la industria, ¿cierto? Pero ahora es el momento de hablar sobre la pregunta que pesa mucho en la vida diaria de todo gerente: ¿cuánto cuesta?

Para responder a esta pregunta, en primer lugar, es necesario pensar que, en lo que respecta a la gestión estratégica, el dinero utilizado no es un gasto. De hecho, representa una inversión. Eso es porque, al tratar de optimizar su flujo de caja, no es inteligente ahorrar a toda costa.

Además del profesional de la gestión de la producción industrial, que tiene experiencia metodológica para el control, es necesario proporcionar las herramientas adecuadas para el éxito de esta gestión. Entonces entra en juego la tecnología.

Los recursos tecnológicos, como softwares, son grandes facilitadores para aumentar el rendimiento industrial. Eso es porque automatizan los procesos y mantienen un control de datos ágil y asertivo.

Con esta información en la mano, es posible identificar problemas, tomar decisiones y, por tanto, diferenciarse de la competencia. En este sentido, la pandemia aceleró la transformación digital de las empresas brasileñas. El resultado es alentador y es medible.

Según la Confederación Nacional de la Industria (CNI), el 54% de las industrias que adoptaron al menos una tecnología digital en 2020 registraron ganancias iguales o superiores a las del período prepandémico. Además, el resultado es siete puntos porcentuales superior al registrado por la industria analógica.

¿Quieres conseguir estos resultados y encontrar las herramientas adecuadas para tu negocio para optimizar la gestión industrial? ¡Programe una demostración gratuita y vea cómo Checklist Fácil puede ayudarlo!

Escribo contenido para ayudar a las empresas a lograr la estandarización de los procesos mediante la gestión de no conformidades: hacer que las empresas sean más eficientes y los empleados más felices 🙂
Luciana Silva

Posts Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *