Entienda qué son las inspecciones de seguridad y los principales tipos

Es fundamental saber identificar y analizar riesgos que pueden causar accidentes y enfermedades laborales. Por eso, es importante tomar las medidas de prevención y corrección adecuadas: las inspecciones de seguridad. ¿Quieres saber qué son y los principales tipos? ¡Continúe la lectura y descubra!

Tiempo de leer: 5 minutos
Entienda qué son las inspecciones de seguridad y los principales tipos

Los accidentes laborales y enfermedades son las consecuencias de muchos factores que, cuando se combinan, llevan a su aparición. Es fundamental saber identificar y analizar riesgos que pueden provocarlos y, así, tomar las medidas de prevención y corrección adecuadas. ¿Qué son las inspecciones de seguridad? ¡Continúe la lectura y descubra!

Los accidentes laborales y enfermedades ocurren, generalmente, por razones multifactoriales. Sin embargo, en la mayoría de las veces podrían fácilmente evitarse por las inspecciones de seguridad. Es fundamental saber identificar y analizar riesgos que pueden provocarlos y, así, tomar las medidas de prevención y corrección adecuadas.

Pero, ¿qué es la inspección de máquinas y equipamientos? ¡Continúe la lectura y descubra!

¿Qué son las inspecciones de seguridad?

Las inspecciones de seguridad son un conjunto de procedimientos técnicos padronizados para la detección de riesgos de accidentes o de factores causales de enfermedades laborales. Con eso, el objetivo es implementar intervenciones precoces con la finalidad de evitar la realización de ocurrencias potencialmente mortales para la vida o la integridad física de todos los funcionarios de tu empresa.

Por lo tanto, las inspecciones son medidas que deben hacer parte de la rutina de tu organización con la finalidad de verificar si se pone en práctica tu política de seguridad laboral. Así, se asegura la conformidad con la legislación laboral, evitando multas y notificaciones.

Además, es una medida de cuidado com aquellos que ayudan a construir y mantener tu negocio, previniendo tu enfermedad por factores fácilmente evitables con medidas de seguridad.

¿Cuáles son los tipos de inspecciones de seguridad?

Al identificar posibles factores que pueden causar accidentes, es posible tomar medidas inmediatas y eliminar los riesgos inherentes en las áreas de trabajo. Veamos los tipos principales.

Inspecciones generales

Son las realizadas en todas las empresas, o sea, que involucran todos los sectores. En general, participan de las verificaciones ingenieros, técnicos de Seguridad Laboral, doctores, asistentes sociales, miembros de la CIPA (Comisión Interna de Prevención de Accidentes) y funcionarios.

Las inspecciones generales deben repetirse a intervalos regulares. En empresas que no tienen un equipo de servicios especializados en seguridad y medicina del trabajo, el cumplimiento debe partir de los miembros de la CIPA.

Inspecciones de rutina

Las inspecciones de rutina son las realizadas frecuentemente dentro de la empresa. Así, los responsables por la inspección verán si hay problemas o errores comunes en actividades, equipamientos, procesos, métodos de trabajo y factores ambientales, por ejemplo.

Las inspecciones de rutina permiten identificar defectos en equipamientos, actitudes de los funcionarios ante situaciones laborales, uso de EPIs, entre otros. En general, es el tipo de inspección más común y debe obligatoriamente adoptarse en el día a día de todos los trabajadores del área de seguridad y salud del trabajo.

Inspección oficial

Es el tipo de inspección realizada por un organismo externo, sea gubernamental o privado. En el primer caso, el objetivo es verificar el cumplimiento de la legislación laboral mientras que el segundo puede ser ejecutado por el seguro al verificar un reclamo.

Por eso, tu empresa debe tener una política de seguridad con varios procedimientos periódicos basados en todas las leyes, ordenanzas y Normas Reguladoras del trabajo. Además, es necesario aplicar bien los términos de tu seguro para incumplicar cualquier cláusula.

Inspecciones periódicas

Las inspecciones periódicas son las realizadas en ciertos períodos de tiempo, con el objetivo de detectar condiciones inseguras, que surgen naturalmente del desgaste de las piezas, uso de herramientas, depreciación de máquinas y equipamientos.

Es importante destacar que algunas inspecciones son obligatorias por ley, como las referentes a los equipamientos peligrosos, como calderas, y equipamientos de seguridad, como extintores de incendios y otros.

Inspecciones especiales

Es el tipo de inspección que busca identificar riesgos presuntos, o sea, que necesitan de profesionales expertos para realizar mediciones y pruebas en dispositivos. Podrán detectarse situaciones anormales de trabajo y que presentan riesgo a la salud y seguridad.

En general, es un tipo de inspección más técnica y minuciosa, por eso, la necesidad de utilizar equipamientos y aparatos especializados. Se puede citar como ejemplos de las inspecciones especiales la medición de ruido ambiental, cantidad de partículas tóxicas suspendidas en el aire, entre otros.

La mejor forma de controlar cada etapa en el proceso de las inspecciones de seguridad es por medio de un checklist. Programando las actividades de inspección (generales, de rutina, periódicas, etc.), es posible inspeccionar en el momento adecuado e identificar, así, los inconvenientes que pueden representar riesgos a la salud y seguridad del trabajador.

¿Cuál es la importancia de la inspección de máquinas y equipamientos?

Como explicamos, son las inspecciones que ayudan a mantener un flujo de trabajo seguro en las industrias, pues permiten la identificación precoz de problemas y la adopción de medidas de reducción de riesgos. Pero hay otros beneficios, como los que se enumeran a continuación.

Garantizar una operación segura y eficiente

Las máquinas, aunque sean muy durables, sufren un proceso gradual de deterioro y, así, necesitan de una investigación de seguridad continua. El error de una pieza puede comprometer la integridad física de los funcionarios. Sin embargo, no basta hacer una evaluación puntual cuando alguien sospecha de un problema. El trabajo debe ser preventivo y proactivo.

La medida también beneficia los propios resultados de tu empresa, pues un equipamiento funcionando menos que su capacidad puede ser menos productivo o tener una tasa de error mayor.

Identificar los riesgos que pueden transformarse en accidente

La utilización de EPIs es indispensable para evitar accidentes en tus funcionarios. Sin embargo, estos equipamientos, sea por mal uso o desgaste, pueden acabar convirtiéndose en un accidente.

Por eso, hay que seguir un protocolo de inspección de calidad de los EPIs en el que se analizan todos sus componentes: un solo detalle puede convertirse en una tragedia. Entonces, tu empresa necesita de procesos sistematizados con un paso a paso para verificación de cada elemento para que tus funcionarios nunca se olviden de nada.

¿Cómo la tecnología puede ser una aliada en la seguridad de equipamientos?

Crear rutinas de verificación de seguridad

Como dijimos, la inspección debe ser una rutina real con acciones programadas y procesos bien diseñados. Existen algunos softwares en el mercado que te ayudan a programar estas revisiones, enviando recordatorios a todos los responsables para la realización.

Otra tecnología interesante son los checklists digitales disponibles para PCs y smartphones. En ellos, puedes detallar todas las etapas de cada inspección. Mientras completa cada acción, el colaborador debe hacer el check-in de la tarea. Esta información evita el olvido, que es muy común.

Garantizar mantenimientos periódicos

Además de las inspecciones internas, en el caso de máquinas, es muy importante hacer el mantenimiento periódico con empresas especializadas. Ellas podrán cambiar y calibrar las piezas con problemas, hacer un análisis del desgaste de los materiales etc.

Cada equipamiento tiene una demanda específica de periodicidad de evaluación. Algunos necesitan verificación mensualmente, otros anualmente etc. Como hay muchas fechas, el gestor debe tener una herramienta que le permita programar el mantenimiento, avisando con anticipación cuando estén cerca.

Facilitar los procesos de auditoría

La auditoría es el proceso de fiscalización que los gestores harán en el trabajo de los colaboradores. Con una herramienta de checklist, son obligados a registrar la ejecución de cada tarea. Esta información es compartida con el gestor, que puede verificar si realmente se hizo.

Además, durante auditorías externas, mostrar para el equipo de evaluaciones que tu empresa tiene una herramienta de sistematización y verificación de proyectos genera una buena impresión. Eso muestra un compromiso con la seguridad, la calidad y la padronización -lo que puede llevar a buenas notas en certificaciones nacionales e internacionales.

Con un checklist es posible elaborar un cronograma de cumplimiento de lo que hay que hacer – en el día y hora correctos – y evitar olvidos y molestias. Esta herramienta optimiza la rutina dentro de la empresa y aumenta la seguridad, poniendo en práctica medidas de corrección y neutralización de riesgos.

¿Qué te parece hacer como Unilever, Renault, Walmart, Polishop y muchas otras empresas que utilizan la solución Checklist Fácil para hacer la gestión? ¡Entonces pida ya una demostración!

Escribo contenido para ayudar a las empresas a lograr la estandarización de los procesos mediante la gestión de no conformidades: hacer que las empresas sean más eficientes y los empleados más felices 🙂

Publicaciones Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *